La Ley de Obra Pública del Estado de Querétaro requiere de las reformas que apremian al sector de la construcción, tanto para actualizar como adecuar a la misma, de acuerdo con representantes de la industria.

La presidenta del XVI Comité Directivo de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en el estado, Alejandra Vega Reyes, expuso que en su gestión dará continuidad a la propuesta de hacer adecuaciones a esta ley, dado que es necesario actualizar métodos o procesos que ya no están vigentes.

Queremos hacer ciertas reformas, trabajar con el Poder Legislativo. Antes la forma en cómo se manejaba la construcción era muy diferente a como se hace actualmente, ya se han modernizado métodos , pronunció.

Como parte de las adecuaciones se plantean ajustes en rubros como sustentabilidad, conformación de los padrones de contratistas, además de los procesos de licitación de obras.

Vega Reyes destacó que la digitalización de trámites es una de las necesidades apremiantes que demanda el sector de la construcción al momento de emprender algún proceso ante entidades gubernamentales.

Entorno a las reformas a la ley de obras, la delegación CMIC ha propuesto que se añada un reglamento de construcción con el objetivo de unificar criterios en materia de revisión, pagos y estimaciones en la ejecución de obras.

Al respecto, el Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Querétaro (CICQ) ha planteado que se hagan modificaciones en los proceso de licitaciones,para que se duplique la cantidad límite para una adjudicación directa de obra, pasando de 500,000 pesos a 1 millón de pesos.

Actualmente, tanto la CMIC como el CICQ han externado la necesidad de hacer adecuaciones a la ley de obras, por lo que estos organismos han buscado acercamientos con los integrantes de la LVIII Legislatura local, a través de la Comisión de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Comunicaciones.

CMIC delinea estrategias

Otra de las estrategias que considera desarrollar la cámara de la construcción, comentó la presidenta, es la de reforzar la relación de la cámara tanto con el sector privado como con el público, con la finalidad de conocer los proyectos que ingresarán al estado y prever la participación de constructores locales.

Nosotros queremos tener el contacto directo con los inversionistas (...), entrevistarnos con ellos, darles ventajas competitivas para que tal vez no todo, pero sí cierto porcentaje de esa obra privada, sea para socios CMIC , concluyó Alejandra Vega.

[email protected]