Tras 18 días de haber iniciado el protocolo de investigación, la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) reportó 162 casos reactivos arrojados por la prueba de tamiz molecular para detectar la presencia del virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad Covid-19.

Este indicador pasó de 36 positivos al 12 de abril, a 162 en esta última semana de investigación, informó la casa de estudios del estado, a través de un comunicado de prensa.

De 1,266 muestras analizadas 12.8% han arrojado resultados reactivos a la presencia del virus, al tratarse de personas que pueden no desarrollar la enfermedad, ser asintomáticas o presentar síntomas leves, pero que son portadoras y pueden contagiar.

El aumento en casos está ligado al desarrollo que ha tenido en el país la pandemia de Covid-19, en el tránsito haca la tercera fase, expuso la rectora de la UAQ, Teresa García Gasca.

Mediante las estrategias como la Sana Distancia y la reducción de la movilidad con la campaña de #QuédateEnCasa, agregó, se ha reducido a 256 el número estimado de posibles contagios por cada persona portadora no detectada, dado que se había estimado que un portador podría contagiar a 406 personas en un mes.

“Pero ese número ya cambió, la reducción del número de posibles contagios es el efecto de la Sana Distancia y la baja movilidad. Como una parte importante de la ciudadanía sí se ha quedado en casa, el riesgo de contagio ha decrecido 37%: quiere decir que en este momento, las 162 personas portadoras, si se aíslan correctamente, pueden evitar 41, 472 contagios en este momento. Ése es el efecto de que las personas portadoras se aíslen”, explicó.

García Gasca destacó la relevancia de seguir haciendo pruebas de detección para acortar el riesgo de contagio, a fin de que los efectos de la pandemia sean lo menos negativos posible.

Hasta este domingo, 19 de abril, 3,686 personas han solicitado participar en el protocolo experimental de la UAQ, se ha aprobado 3,324, dado que no todas cumplen con las características que se requieren para la investigación.

Actualmente se encuentran en el límite de las solicitudes, en tanto que si no se logra obtener más presupuesto para realizar más pruebas, la universidad deberá limitarse.

Debido a que aún está por llegarse a la etapa más crítica de la pandemia, se espera que el número de contagios y portadores sigan aumentando.

La investigadora instó a la comunidad universitaria y a la población a acatar las recomendaciones de las autoridades sanitarias, especialmente el quedarse en casa para achatar la curva epidemiológica y en caso de requerir hacerlo, usar cubrebocas.

“Nuestros datos, de casi el 13% de prevalencia de personas portadoras, nos están diciendo que en cualquier lado puedes encontrarte personas portadoras, o inclusive ser uno mismo sin saberlo. Es importantísimo usar cubrebocas fuera de casa. Es una barrera adicional. No es la solución para el problema, pero es una barrera adicional. Hay que utilizar cubrebocas. No es necesario comprar cubrebocas quirúrgico, se puede elaborar en casa, pero hay que usarlo”, expuso.

La Secretaría de Salud del estado reporta, hasta este domingo, un registro acumulado de 87 casos de Covid-19, de los cuales 41 portadores son mujeres (47%) y 46 hombres (53%), cuyas edades oscilan entre 13 y 97 años.

Entre los registros, se contabiliza a 29 pacientes con alta sanitaria; 43 con sintomatología leve, por lo que continúan en aislamiento y manejo en su domicilio; además de nueve hospitalizados, cuatro de ellos graves; y seis defunciones.