La terminal aérea capitalina se encuentra en estado de saturación técnica, pero no deja de crecer. En el 2019, el tráfico de pasajeros en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) creció 5.5%, a 50.3 millones de pasajeros, nacionales e internacionales; sin embargo, el avance fue menor al de 6.6% observado en el 2018.

De acuerdo con información relacionada a la construcción del nuevo aeropuerto en la base militar de Santa Lucía, la actual terminal atenderá como máximo a 50 millones de usuarios y el resto será atendido por la nueva infraestructura y el aeropuerto de Toluca.

Lo anterior será posible por las adecuaciones que se están haciendo, que incluyen la ampliación de la Terminal 2 y una futura Terminal 3, toda vez que la capacidad instalada es para 35 millones de pasajeros.

Cifras preliminares del AICM refieren que, durante el último mes del año pasado, en la mejor temporada vacacional del año, el incremento de pasajeros transportados fue mayor, al subir 6% y llegar 4.5 millones de personas. En dicho periodo inició operaciones por primera ocasión Emirates Airlines, con destino a Dubai vía Barcelona.

Dicho incremento es cercano a la estimación del gobierno federal que plantea que en los siguientes cinco años se generarán anualmente 3.5 millones de pasajeros en el valle de México, los cuales deberán contar con instalaciones adecuadas para una buena experiencia de viaje.

Desde septiembre del 2014, el AICM opera en estado de saturación técnica, luego de que la Dirección General de Aeronáutica Civil hiciera la declaratoria. Lo anterior significa que entre las 7 de la mañana y las 10:59 de la noche se realizan en la terminal tantas operaciones de despegue y aterrizaje como es posible, sin poner en riesgo la seguridad aérea.

En ese momento, se determinó que son 61 operaciones por hora; sin embargo, de manera excepcional es posible realizar un número mayor dependiendo de las condiciones meteorológicas. Viento en calma, cero nubosidad y perfecta luminosidad son algunos de los elementos a considerar.

Inversiones

Luego de darse a conocer la cancelación del aeropuerto de Texcoco, el gobierno federal informó que la terminal capitalina ya no sería cerrada y que por el contrario, tendría que remodelarse para ampliar su vida operativa en el largo plazo.

Así, se ofreció destinar inicialmente 3,000 millones de pesos, de los cuales ya se dieron los primeros resultados con las primeras mejoras físicas, entre ellas pistas, calles de rodaje, baños y pasillos.

No obstante, para los usuarios no ha sido suficientes y constantemente refieren en redes sociales que la decisión tomada fue equivocada porque la instalación ya es insuficiente.

Enterado de esa situación, el titular del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, Gerardo Ferrando, ha pedido comprensión y dicho que este año se verán importantes mejoras en beneficio de los pasajeros.

“Nos importa que nuestros visitantes se sientan cómodos, pero tenemos que reconocer que por la idea de que se iba a cerrar el aeropuerto se dejó de invertir y la infraestructura estaba olvidada. Vamos a tener un mejor aeropuerto, en eso estamos trabajando”, comentó.

[email protected]