Querétaro, Qro. La pandemia de Covid-19 ha vulnerado aún más los derechos laborales de trabajadoras domésticas del estado, quienes antes de la contingencia ya enfrentaban diversos rezagos en el mercado laboral.

En Querétaro se constituyó el Sindicato de empleadas domésticas y empleados, anexos, conexos y afines del estado, con la finalidad de dar voz a las demandas de las personas que laboran en este ramo y gestionar el reconocimiento de sus derechos.

La secretaria general del sindicato, América Medina Hernández, expuso que la pandemia trajo consigo reducciones en la percepción salarial de las trabajadoras, así como ser una de las actividades con alto riesgo de contagio de Covid-19.

Actualmente, el salario promedio varía desde 100 a 150 pesos a máximo 200 o 400 pesos por día de trabajo.

El sindicado agremia a 40 personas, sin embargo, en el estado hay entre 25,000 y 30,000 trabajadores que desempeñan actividades domésticas, así como de limpieza en el sector empresarial. 

La representante sindical destacó los rezagos en materia de seguridad social, debido a que de las personas inscritas en el sindicato ninguna cuenta con el alta ante el IMSS. El principal motivo, dijo, es que en los casos en que se han dado altas, los empleadores les reducen el salario, precarizando su percepción salarial.

A este escenario se suma la incidencia de abusos laborales en contra de las trabajadoras y trabajadores, debido a que suelen ser contratados únicamente para labores de limpieza y terminan desempeñando más funciones.

En Querétaro, es una de las actividades más vulnerables en materia de derechos laborales, aunado a los bajos salarios a los que acceden.

“En todo México hay más de 2 millones de personas (laboran en el sector doméstico). Es uno de los trabajos más vulnerables y menos pagados en Querétaro, es uno de los trabajos más riesgosos, creo que lo que más necesitan es un seguro social y que las respalden por cualquier situación que les pueda pasar”, refirió América Medina.

Indicó que el sindicato nació hace un año, pero ahora retoma funciones con la finalidad de llegar a más personas que desempeñen esta actividad y gestionar un reconocimiento a su trabajo, así como a sus derechos y prestaciones laborales.

La integrante del sindicato, Miriam Rojas, señaló que otro rezago es el de aumentar la escolaridad de las personas que se desempeñan en este sector, además de formalizar este empleo.

estados@eleconomista.mx