Monterrey.- Nuevo León amaneció bajo al agua, luego de que los remanentes de la tormenta tropical Alex dejaron a su paso una captación de hasta 700 milímetros, 60,000 personas desalojadas y destrozos en diversas localidades del estado.

Arroyos e importantes ríos de la zona metropolitana de Monterrey, como el Santa Catarina y La Silla, así como de la región citrícola, se salieron de su cauce generando a su paso caos, destrucción y el desalojo de más de 60,000 personas.

Región citrícola

En la región citrícola de Nuevo León, el alcalde de Montemorelos, Pablo Elizondo, señaló que los habitantes de al menos 1,200 casas ubicadas a lo largo del río Pilón resultaron damnificados, al perder todas sus pertenencias.

Zona centro

En la zona centro de Monterrey, sus principales vialidades como Constitución, Morones Prieto y el bulevar Antonio L. Rodríguez, fueron 'reclamadas' por el paso de las fuertes corrientes del río Santa Catarina que alcanzó niveles históricos.

El director de Protección Civil del estado, Jorge Camacho Rincón, indicó que se mantendrá el cierre de siete puentes que atraviesan la avenida Constitución, hasta evaluar los daños que podrían haber registrado.

Sólo se mantiene abierto el puente que une al Túnel de la Loma Larga, en su cruce con avenida Venustiano Carranza.

Las fuertes corrientes del río Santa Catarina, que se desbordó en varios tramos, destruyeron los seis carriles del bulevar Antonio L. Rodríguez.

Mientras que el río La Silla destruyó decenas de viviendas de la colonia El Realito, las cuales fueron arrastradas por las fuertes corrientes del afluente que inundó además sectores como Rincón de la Primavera.

Trabajos nocturnos

Durante todo el día de ayer y parte de esta madrugada, personal de Protección Civil realizó rescates de familias que quedaron atrapadas en sus casas, donde el agua alcanzó más de un metro de altura.

Las intensas lluvias provocaron deslaves en zonas de Cumbres, colonia Altamira y en la carretera libre y la de pago a Saltillo, la cual se mantiene cerrada hasta esta mañana.

Los últimos reportes de los daños señalaron más de 60,000 personas evacuadas, unos 45,000 usuarios sin el servicio de energía eléctrica, así como falta de agua en todo el municipio de Santa Catarina.

Un fenómeno sin precedentes

Anoche, el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, calificó como un fenómeno sin precedentes en la historia de Nuevo León las fuertes precipitaciones pluviales que comenzaron desde la mañana del miércoles y continúan de manera intermitente hasta hoy.

Destacó que en zonas como 'La Estanzuela', se tenía una captación de hasta 700 milímetros, que de acuerdo con especialistas meteorológicos rebasa en mucho a lo captado durante los huracanes 'Emiliy' en 2005 y 'Gilberto', en 1988.

El pronóstico del tiempo indica que continuarán las lluvias en esta entidad durante el transcurso del día, por lo que se mantienen las medidas preventivas.