La Sala Superior del TEPJF ratificó la candidatura a la gubernatura de Chihuahua de Maru Campos por la coalición “Nos une Chihuahua”, luego de una impugnación emprendida por Morena.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) avaló la noche del miércoles la candidatura de María Eugenia Campos Galván por por la coalición “Nos une Chihuahua” para la gubernatura de Chihuahua pese a encontrarse sujeta a un proceso penal.

Los partidos Movimiento Ciudadano, Morena y Fuerza Social por México, impugnaron anteriormente el registro de Campos al considerar que no cumplía con los requisitos, ya que está actualmente vinculada a un proceso penal.

El expediente en contra de la abanderada panista es promovido por el actual gobierno de Chihuahua, encabezado por Javier Corral Jurado, que atribuye a Campos actos de corrupción y vínculos con el exgobernador priista César Duarte.

Tras la resolución, la candidata informó a través de su cuenta de Twitter que el TEPJF declaró válida y legal su candidatura, “desechando las impugnaciones de quienes quieren detener el futuro de nuestro estado”, escribió Campos Galván en sus redes sociales.

Hoy más que nunca estamos fuertes y decididos para seguir adelante con este proyecto”, resaltó la candidata por el PAN y PRD a la gubernatura de Chihuahua.

El TEPJF consideró que a pesar de estar sujeta a proceso penal, no cuenta aún con sentencia firme por lo que la única manera de privarla de sus derechos político electorales sería que se encontrara presa.

“Si bien María Eugenia a Campos Galván fue vinculada a proceso en una causa penal en el estado de Chihuahua, por supuestos hechos constitutivos de delito, la candidata se encuentra en libertad, sujeta a medidas cautelares consistentes en una presentación de garantía económica, de entre otras, por lo que su caso se encuentra en la etapa de investigación del proceso penal que enfrenta. De ahí que estar vinculado a un proceso no implica una condena, de conformidad con el principio de presunción de inocencia reconocido en la Constitución y en los tratados internacionales, por lo cual no se le podría negar su derecho a participar en una candidatura”.

La Sala Superior avaló así mantener el registro de la candidata María Eugenia Campos para que pueda continuar su campaña por la gubernatura del estado.

Cabe recordar que, la candidata del PAN-PRD está vinculada a un proceso judicial por el presunto delito de cohecho y por estar supuestamente involucrada en la denominada “nómina secreta” del exgobernador de Chihuahua, César Duarte. De acuerdo con los señalamientos de la Fiscalía de Chihuahua, Campos Galván recibió al menos 9 millones de pesos en sobornos entre 2014 y 2015, cuando ella era subcoordinadora de la fracción panista en el Congreso local.