Guadalajara, Jal. Debido al crecimiento que han tenido la industria automotriz y aeroespacial, así como el comercio electrónico en la zona del Bajío, la región será una de las que mayor potencial representa para el sector logístico tras la reciente entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

El director comercial de Onest Logistics, José Antonio García, dijo a El Economista que el incremento en el contenido regional para la industria automotriz, así como la eliminación de papeleo en el e-commerce que establece el nuevo acuerdo trilateral, representa un potencial crecimiento del mercado para las empresas del ramo logístico de la región.

“Probablemente esto lo veamos hasta el año que entra, pero seguramente el Bajío será una de las zonas que tendrá bastante beneficio a raíz del T-MEC porque ahí tenemos sector automotriz y sector aeronáutico. Todo el clúster aeronáutico que hay en Querétaro es sumamente importante”, subrayó.

“Con la entrada en vigor del T-MEC donde tenemos un mayor grado de integración regional, seguramente la industria automotriz va a salir muy beneficiada. Entendiendo a la industria automotriz no solamente como los grandes productores de vehículos, sino que esa industria trae una cadena de suministro que va bajando a (proveedores) Tier-1, Tier-2, Tier-3”, indicó.

José Antonio García detalló que “tenemos camiones moviendo fascias del sureste al norte para poder alimentar a las plantas que están en el norte. Luego, hay productores de medallones que están en Puebla circulando por las carreteras hacia el Bajío para suministrar a las plantas que están allá”.

Refirió que entre los principales retos que el acuerdo comercial traerá consigo para el sector logístico, destacan la protección de datos de los usuarios, impuestos, tecnología e infraestructura, así como la exigencia de protocolos de higiene y sanitización por el Covid-19.

“El reto es cómo nos movemos hacia una industria logística de menos contacto, cómo generamos cadenas de suministro cada vez más seguras. Tal vez, dentro de unos meses, cuando entreguemos las cargas, las vamos a tener que entregar sanitizadas (...) Retos que debemos subsanar como, por ejemplo, el costo asociado a todas estas buenas prácticas de higiene”, puntualizó.

[email protected]