El sector público, tanto federal como estatal, debe apoyar el mercado interno a través de la compra de proveeduría local, recomendó José González Islas, líder del Área de Finanzas de la Escuela Bancaria y Comercial (EBC) campus Querétaro.

Esto, aseveró, dado que apoya la actividad económica frente a la incertidumbre que genera la volatilidad cambiaria y otros factores nacionales y globales que se han presentado en los últimos meses.

Una de las cosas que debemos de cuidar hoy en día, con tanta incertidumbre, es incentivar la industria doméstica. Aquí, el gobierno puede ser uno de los grandes impulsores de la economía surtiendo a través del mercado local los insumos que requieren sus dependencias, sostuvo.

Adquirir lo hecho en Querétaro por ejemplo , no buscar cuestiones en otros lados, en la medida de lo posible, porque no todos los insumos se encuentran muchas veces a nivel local , dijo.

En términos generales, el especialista de la EBC mencionó que a nivel nacional el gobierno tiene que entender la situación respecto de en qué mercados puede encontrar estos recursos más económicos.

Obviamente, lo primario es impulsar la industria doméstica; no voy a ir a comprar trigo o brócoli a Estados Unidos cuando lo puedo comprar aquí, así que realmente es impulsar mucho los sectores nacionales , aseveró.

Análisis

Agregó que, en aquellos casos en los que se tenga la necesidad de importar los productos, se debe hacer una investigación de mercado a fondo, al evaluar en dónde se puede obtener un menor costo y aprovechar la especulación que se ha generado.

Lo anterior, toda vez que tanto a nivel empresarial como en el sector gobierno, es necesario jugar esas cartas a nuestro favor y obtener un beneficio .

González Islas añadió que si bien no toda la demanda del sector público se puede cubrir con proveeduría local, es un buen comienzo considerar una cobertura por arriba de 50 por ciento.

Si realmente puedes ayudar con 70 u 80% de lo que necesitas en el mercado doméstico, y 20% restante buscarlo en otro lado, eso totalmente nos beneficia, buscando en el mediano y largo plazos cubrir ese 100% , puntualizó.

Además, comentó, si el sector privado ve que el gobierno está comprando más, entonces eso incentiva a que los empresarios inviertan más y generen más infraestructura para satisfacer esa demanda que están teniendo las autoridades sobre los diversos productos y servicios.

lucero.almanza@eleconomista.mx