La cosecha de maíz en Sinaloa, principal productor del grano a nivel nacional, será hasta 52% inferior al promedio registrado en el actual sexenio y 15% con respecto al 2011 debido a la intensa sequía que afecta el norte y centro de la República.

El secretario de Desarrollo Agropecuario del estado, Juan Guerra Ochoa, comenta que se prevé cerrar el 2012 con una cosecha de 2 millones 500,000 toneladas, cuando en la presente administración se produjeron ?4 millones 779,000 toneladas en promedio anual.

Tan sólo el año pasado, que ya se comenzaron a sentir los efectos de la sequía, la entidad produjo 2.93 millones.

Es decir, el estado, en el que existen alrededor de 20,000 productores, dejará de cosechar cerca de 2 millones 215,643 toneladas a causa de la escasez de agua presentada en los tiempos de siembra y la subsecuente pérdida de hectáreas del grano.

De acuerdo con el Sistema de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), Sinaloa es el mayor productor del grano, al representar durante los últimos años (del 2007 al 2011) cerca de 21.92% de la producción nacional en promedio, la cual oscila en 21.8 millones.

Los primeros cinco productores del grano, además de Sinaloa, son: Jalisco, con un acopio de 13.7%; Edomex, con 6.8%; Chiapas, con 6.7%, y Michoacán, con 6.67 por ciento.

Para este año, cuando mucho estaremos cosechando 3 millones de toneladas, pero no hay manera, salvo que entrara un huracán para llenar las presas (...), por lo que es muy probable que obtengamos una producción muy inferior a la que tenemos , adelanta.

El funcionario asegura que las bajas en las cosechas sinaloenses no ponen en peligro el abasto para consumo humano en el país, debido a que en Jalisco no se estima una pérdida en su producción. Y es que -añade- el mercado de la tortilla sólo requiere 7 millones de toneladas del grano, mientras que en total –sumando a otros productos- los mexicanos estarían consumiendo 10 millones anuales.

RENOVARSE O MORIR

Guerra Ochoa comenta que, debido a las pérdidas, los productores afectados tuvieron que sembrar 100,000 hectáreas de cártamo para no quedarse si ningún ingreso.

Eso nos ayuda a abatir el déficit de oleaginosas, pero es un cultivo muchísimo menos rentable que se refleja en una reducción de los ingresos de alrededor de 50 por ciento , dice.

Y agrega: La gente buscó sembrar aunque fueran cultivos poco rentables, pero que fueran de baja demanda de agua .

Explica que para el próximo ciclo agrícola se debe buscar el establecimiento de contratos regulados por la Sagarpa para asegurar que la producción de cártamo sea colocada en las industrias a precios justos para que no se caiga en abusos por parte de compradores.

[email protected]