La Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu) otorgó este año más de 271 apoyos para la vivienda en Querétaro junto con la Fundación Organizados Para Servir AC (Fosac).

Aunque en el 2016 los beneficiarios eran personas que percibían menos de cinco salarios mínimos, para el 2017 cambiarán las reglas de operación y el programa se enfocará a sectores que ganen 2.6 salarios mínimos o menos, detalló Adán Gardiazabal, delegado de la Sedatu en Querétaro.

Esta medida también será aplicada a nivel nacional ante el recorte presupuestal que tendrá la dependencia, con el propósito de que no disminuya el numero de subsidios para la vivienda que se puedan generar desde la secretaría, beneficiando a las familias con escasos recursos.

Actualmente el recurso se aplica en viviendas que se ubican dentro de los perímetros establecidos por la secretaría, a fin de evitar que la población se vea limitada por la falta de servicios, transporte o la lejanía con los centros de trabajo y escuelas para los hijos de las familias que solicitan el apoyo.

Esto ha permitido que ya no se contribuya al abandono de viviendas que hay en el país y dejar atrás la contradicción de gente sin vivienda y vivienda sin gente , refirió el funcionario.

Apoyos

Con las nuevas reglas de operación, indicó se atenderá no sólo la necesidad de vivienda sino el mejoramiento de las casas ya existentes, con apoyos que se otorgan desde la Conavi para programas específicos como Vivienda Joven, Vivienda para Migrantes, o desde Fonhapo o la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.

Además, dentro de las especificaciones para la nueva vivienda se contempla que se construyan hogares mayores a 45 metros cuadrados con dos habitaciones y todos los servicios básicos.