Si bien algunas entidades federativas ostentan una baja participación en el valor de la construcción a nivel nacional por el tamaño de su economía, dentro de su Producto Interno Bruto Estatal (PIBE) este sector exhibe una importante aportación.

Las tres entidades cuyo PIBE depende en mayor medida de la construcción son Oaxaca (14.8%), Querétaro (12.7%) y Baja California Sur (12.3%), de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En Oaxaca, la construcción es el tercer sector en importancia, detrás de servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes muebles e intangibles (participación de 16.3%) y comercio (15.6%), mientras que a nivel nacional sólo contribuye con 1.5%; en el periodo enero-octubre presentó una variación anual real de -25.7%, frente a un crecimiento de 2.7% en igual lapso del año pasado.

En Querétaro, con una aportación del sector de 3.0% en el país, los tres rubros económicos con mayor peso en su PIBE son industrias manufactureras (29.9% del total), comercio (19.6%) y construcción (12.7%); en los primeros 10 meses de este año este último ramo exhibió una caída anual de 4.61%, contra un aumento de 11.2% en el 2015.

En la actividad económica de Baja California Sur, la distribución es la siguiente: comercio (18.2%), servicios de alojamiento temporal y de preparación de alimentos y bebidas (16.7%) y construcción (12.3%); únicamente este tercer sector tiene 1.0% de participación en el total; asimismo, presentó una disminución anual real de 23.3%; en el 2015, del periodo de análisis referido, incrementó a una tasa de 48.6 por ciento.

Nuevo León es la entidad que mayor contribución tiene en el valor de la construcción del país, con 9.2%; dentro de su economía, el estado depende 11.4% del sector, detrás del conjunto manufacturero (25.0%) y comercio (17.2 por ciento).

Destaca el caso de la Ciudad de México, que es el cuarto territorio que más participación posee en la construcción, ya que en su PIBE, este ramo colabora con 2.9%, una proporción que está en los últimos lugares; los tres principales apartados son comercio (17.5%), servicios financieros y de seguros (9.7%) y servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes muebles e intangibles (9.5 por ciento).

ilse.becerril@eleconomista.mx