Puebla, Pue. La Asociación Estatal de Tecnologías de la Información, conformada por 40 empresas, abrirá en mayo un centro de servicios para proveer a las industrias automotriz y textil que requieren mejores sistemas para hacer más eficiente su productividad o necesitan resolver problemas de automatización.

Justino Pérez Rojas, director de la agrupación, comentó que la falta de apoyos por parte del gobierno estatal o de la Federación, así como promesas incumplidas de candidatos que los buscaron durante las elecciones, los orilló a mejor invertir 10 millones de pesos para tener un espacio propio.

Indicó que esperaron durante cinco años la validación del proyecto, pero la respuesta de la autoridad solo implicó darles “largas” bajo el argumento de que había otras prioridades.

Mencionó que en este centro se desarrollarán software, proveerán de servicios y generarán proyectos acordes a las dos principales industrias del estado, pero también estarán abiertas a colaborar con cualquier sector que requiera apoyo, como el caso del campo, donde la tecnología también tiene una participación en sistemas de riego.

Reclutarán a egresados

Puntualizó que no estarán alojadas las empresas, sino laboratorios de cada una para trabajar en proyectos conjuntos que den resultados a corto plazo, donde también se tendrá un área de reclutamiento para buscar los mejores perfiles de las universidades.

Refirió que en la industria textil ve más complicaciones, ya que las fábricas no actualizan sus sistemas al menos cada dos años, sino cada cinco años, con lo cual merman su competitividad.

Bajo este tenor, el centro brindará ese apoyo a las que así lo requieran, ya que hay un sector de 300 textileras poblanas, las cuales lograron sobrevivir a la crisis de los años 90, pero no todas invierten en la modernización de sus equipos.

Comentó que el centro de desarrollo estará en el centro de la ciudad, dentro de un edificio, donde habrá 80 especialistas a cargo de las instalaciones.

“El costo de las instalaciones no es mucho, ya que el 60% de la inversión es en equipo nuevo al que se sumará el que lleve cada empresa”, apuntó Pérez Rojas.

A esta operación, dijo, incluirán egresados de ingenierías en sistemas para el desarrollo de proyectos por lo que hacen visorias en las universidades para reclutarlos, con el propósito de que no migren a otros estados, cuando en la entidad hay un campo de trabajo.

Reconoció que este centro no es ni el 30% del magno proyecto que se tenía originalmente, el cual consistía en un parque llamado Tecnópolis, mismo que iba a estar en la zona denominada Ciudad de la Ciencia y el Conocimiento, a cargo de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) para lo cual se habían destinado 100 hectáreas, pero que se canceló aun cuando se colocó la primera piedra en el 2013.