Puebla, Pue. Aunque las expectativas de ventas no superarán el 15% durante El Buen Fin, 450 restaurantes participarán con promociones y descuentos en los 12 días que durará la campaña en Puebla, a partir del 9 de noviembre.

Lo anterior dio a conocer la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Olga Méndez Juárez, quien espera que se sumen más establecimientos, pero no están todos en la condición de ofrecer promociones cuando los ingresos son mínimos desde que regresaron a la actividad el 7 de agosto pasado.

Descuentos del 5 al 25% así como bebidas y postres gratis ofrecerán negocios participantes en los corredores gastronómicos o centros comerciales, los cuales se identificarán con un cartelón de El Buen Fin.

No obstante, puntualizó, los empresarios del sector descartan hacer más contrataciones para esa venta especial y que se quede para el resto del año por la temporada navideña y Reyes Magos, al estar operando con el 30% de mesas.

Indicó que el panorama económico está complicado por lo que entenderán a los negocios que no participen directamente en esta décima edición de El Buen Fin, que representó buenos ingresos el año pasado porque la gente que sale de compras aprovechaba para comer, situación que no se verá por la pandemia.

Aun así, Méndez Juárez dijo que quienes aprovechen la ocasión esperarán elevar ingresos para seguir paliando gastos operativos y nómina, los cuales son difíciles mantener intactos, pues las deudas van aumentando.

El Buen Fin nos dará un panorama si las familias van a gastar o no, ahora con la diferencia de que en esta ocasión durará más de una semana y antes era de cuatro días, pero suficientes para elevar ventas”, ahondó.

Dejo en claro que anhelaban llegar a esa fecha con el permiso de subir al 50% el aforo de comensales, lo cual parece que no ocurrirá por el riesgo de rebrote del Covid-19.

Los socios de la Canirac seguirán al pie de la letra los lineamientos de sanidad para funcionar, ya que no quieren que volver a un confinamiento que sería grave para el sector empresarial en general.