A casi un año de la implementación de la reforma fiscal, 35% de los tributarios que pertenecía al Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos) aún no se integran al Régimen de Incorporación Fiscal (RIF).

Según estimaciones del Colegio de Contadores Públicos de Querétaro (CCPQ), se trata de por lo menos 60,000 contribuyentes que estaban bajo el esquema de Repecos y dejaron de pagar impuestos luego de las nuevas disposiciones fiscales.

Si bien el traspaso se llevó a cabo de manera automática vía sistema, este porcentaje de tributarios no estaría cumpliendo con sus obligaciones ante las autoridades hacendarias, expuso el presidente del Colegio de Contadores Públicos de Querétaro, Juan Carlos García Solís.

A cerca de un año de la aplicación de las nuevas disposiciones fiscales, consideró que la reforma cumplió con las expectativas planteadas inicialmente, aunque a un nivel técnico-operacional, enfocado en lograr que las personas pongan orden en sus actividades económicas.

No obstante, advirtió el líder de los contadores, el problema radica en que la gran mayoría de los contribuyentes no ha adquirido conciencia de que debe realizar su registro y pago de impuestos, tal como lo marca la ley.

Aspectos

Temas como deducibilidad, facturación electrónica y devolución del Impuesto al Valor Agregado han sido mencionados como algunos de los aspectos que más inquietaron a los contribuyentes.

El hecho de que la Secretaría de Hacienda haya implementado estas nuevas políticas obedece a que no estamos pagando impuestos (...) Tenemos que aceptar que muchas veces había trampa por parte de algunos contribuyentes, en la cual Hacienda detecta que están metiendo gastos, cantidades y comprobantes que no son , detalló.

En el caso particular del RIF, el factor tecnológico implicó que contribuyentes debieran llevar a cabo diversas adecuaciones a sus procesos.

El RIF contempla algo muy importante y necesario, que es la tecnología. Con el Régimen de Pequeños Contribuyentes simplemente era llevar en una hojita cuánto vendí, cuánto gasté, y se pagaba una cuota. Esto vino a complicar y a enrarecer el ambiente , afirmó Juan Carlos García.

El presidente del CCPQ reconoció que éste se trató de un cambio fiscal muy drástico al que muchas personas no estaban acostumbradas; principalmente, en lo que refiere a las micro, pequeñas y medianas empresas.

[email protected]