Este año, la empresa Coordinación de Ingeniería de Proyectos (Cipro) está colaborando con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y con autoridades estatales para la rehabilitación de infraestructura hídrica.

En entrevista con El Economista, Manuel Salas Flores, director general de Cipro, explicó que están supervisando y realizando mejoras en los canales de distribución de agua y sistemas de riego de Sonora, Sinaloa, Colima, Nayarit, Jalisco, Puebla, Chiapas, Estado de México, Veracruz, Oaxaca y Chihuahua, ya que a inicios del año en curso la firma ganó las licitaciones.

Además, entre los puntos que contemplaron los gobiernos estatales para autorizar a la empresa se encuentra su plan de proyectos.

“El plan de proyectos de la compañía busca generar obras centradas en materia hidráulica y generación de energía con enfoque sustentable. Las autoridades locales y federales están convencidas de que la ingeniería se debe desarrollar teniendo como prioridad el cuidado de la naturaleza; por lo mismo, la infraestructura que estamos desarrollando cumple con todas las normativas para cuidar al medio ambiente”, destacó el directivo.

La empresa de origen mexicano estima que en este año se concluyan estos desarrollos, que significan una inversión cercana a 2,000 millones de pesos.

En ese sentido, las obras que se están desarrollando facilitarán la gestión de los agricultores y las comunidades.

“Este año, somos el brazo derecho de la Conagua y de las autoridades estatales para la supervisión y desarrollo de obras. Queremos que los sistemas de distribución en canales de sistemas de riego se reparen en conformidad al proyecto ejecutivo y términos”, puntualizó Salas Flores.

Sobre el proceso de supervisión y construcción, refirió que buscaron los planes estratégicos locales y las leyes de desarrollo urbano y rural, para entender las necesidades y condiciones particulares y así establecer infraestructura eficiente.

“Lo que estamos viendo es que estos estados comparten un común denominador y por diversos factores no hubo una buena planeación para construir sus sistemas hídricos. Lo importante de este proceso, donde ya se iniciaron las obras de construcción, es que se estableció un diálogo con las autoridades estatales e incluso municipales”, manifestó.

El director general de Cipro explicó que ya se encuentran atentos a las obras públicas que se desarrollarán en el 2020; además de que ya hay 15 planes en puerta con costos iniciales en 900 millones de pesos.

“Estamos buscando proyectos, al ser una empresa de supervisión en ingeniería nos encontramos esperando cómo vendrá el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020, para así poder colaborar y desarrollar obras sustentables notables. Nosotros funcionamos a partir de licitaciones, salen las convocatorias y concursamos, por eso estamos atentos a los anuncios de las obras públicas”, acotó.

Contribuciones

Salas Flores recordó que entre los principales desarrollos que ha efectuado la empresa se encuentran la supervisión y construcción —durante el 2018— del sistema hídrico El Purgatorio, para el abastecimiento de agua potable de Guadalajara, en beneficio de 4.7 millones de habitantes.

“También (en el 2017) ayudamos con el colector de estiaje Xochiaca, Valle de México, que está ayudando a más de 600,000 habitantes. En energía se desarrolló la ingeniería básica de la central San Antonio de Puebla (en el segundo semestre del 2018)”, expuso.

Cipro es un corporativo —cuya matriz se encuentra en la Ciudad de México— que cuenta con más de 14 años de experiencia y especializado en la industria hidráulica, desarrollos inmobiliarios y en la generación de energía eléctrica.

[email protected]