A un año de la implementación de la reforma fiscal, tianguistas y comerciantes de Querétaro no han logrado adaptar las nuevas modificaciones en materia fiscal.

El presidente de la Federación de Unión de Comerciantes de Querétaro (FUCQ), Rafael Granados Guerrero, calificó a la nueva disposición fiscal como un rotundo fracaso , ya que lejos de impulsar el crecimiento de los pequeños comerciantes, los cambios ocasionaron una migración masiva al sector informal.

Según datos de la FUCQ, previo a la reforma 98%, de sus federados (alrededor de 10,200) tributaba de forma ordinaria en la cuota fija; ahora, estima, son menos de 60%, quedando al margen del Régimen de Incorporación Fiscal unos 4,000 tianguistas y comerciantes.

El 40% restante prácticamente no está registrado, ni se registrará. Al contrario, con este panorama, creemos que va a haber más evasión fiscal, porque no estamos preparados para llevar este control , advirtió Granados.

Dificultades

De acuerdo con el líder comerciante, las dificultades para integrarse a las nuevas disposiciones se hicieron presentes desde la tramitación de la contraseña ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

lourdes.duran@eleconomista.mx