Las labores de reconstrucción en la demarcación Magdalena Contreras, tras el sismo del 19 de septiembre, podrían finalizar durante los próximos cinco meses, pues actualmente llevan 42% de avance, informó el delegado Fernando Mercado Guaida.

Al dar un informe sobre los avances en el territorio, explicó que después de la contingencia, se ejercieron 60 millones de pesos con recursos mixtos, en su mayoría de la delegación, y para el año en curso ya se tienen etiquetados 10 millones.

“Los recursos nos van a alcanzar. Lo del fondo de reconstrucción no hemos preguntado cómo van a operar porque lo estamos haciendo con recursos propios; y si nos metemos en dimes y diretes de Asamblea Legislativa del Distrito Federal y gobierno capitalino se nos va el tiempo. Ellos apenas están decidiendo cómo ejercer los recursos y nosotros ya devengamos 70% de recursos propios. Lo que tenemos para este año nos va a alcanzar y nos va a sobrar”, sostuvo.

Asimismo, el funcionario mencionó que derivado de este fenómeno fueron afectadas 689 casas, las cuales, de acuerdo con su grado de afectación, fueron clasificadas en verdes (92) amarillas (316) y rojas (281).

El jefe delegacional señaló que según la clasificación del inmueble se dieron distintos modelos de atención: para las casas amarillas, desde la segunda quincena de octubre la delegación interviene semanalmente para reparar los daños sufridos en muros, baños o cuartos, independientemente del apoyo que otorgan otras instancias de gobierno. Hasta la fecha, 82 viviendas ya fueron terminadas y entregadas.

En el caso de los hogares catalogados en rojo, recibieron apoyo de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), y de manera complementaria la delegación brindó el menaje de casa, enseres y materiales complementarios, además de asesoría para la construcción.

Aquellas viviendas sin el apoyo de Sedatu están siendo reconstruidas hasta por un monto igual al aportado por el gobierno federal.

El apoyo local es supletorio y complementario al de otras instancias de gobierno. A seis meses, 119 de ellas están en proceso de entrega; la totalidad de las viviendas clasificas en verde (92) fueron ya atendidas, ahondó Mercado Guaida.

Apoyos

Bajo este contexto, y como parte de la segunda etapa de reconstrucción, el jefe delegacional presentó el modelo de vivienda ecológica, con el objetivo de lograr condiciones de habitabilidad en zona rural y contribuir a la preservación del medio ambiente.

Dicho modelo de vivienda aplica para afectados en zona rural como en la colonia El Gavillero, en donde fueron entregados cinco hogares ecológicos, de 63 que se concederán en total, a vecinos que perdieron su casa a consecuencia del sismo. El costo por cada una no rebasa los 200,000 pesos.

Se trata de casas de 45 metros cuadrados, desplantadas en plancha de concreto con una estructura de PTR, forradas con tablas de madera y techumbre de lámina ecológica, cuya construcción tarda entre un mes y mes y medio.

Señaló que cinco habitantes por vivienda entregada se verán beneficiados; el otorgamiento del total de hogares que se enfocará en colonias como El Gavillero, e Ixtlahualtongo (por ser de las cinco las más afectadas) finalizará en julio próximo.

estados@eleconomista.mx