Querétaro, Qro. Frente a la estimación de crecimiento a la baja del Producto Interno Bruto nacional que anunció el Banco de México —de un rango de 1.1-2.1% a 0.8 y 1.8%—, Querétaro mantiene la expectativa de lograr una variación anual de entre 4.0 y 4.5% en el 2019.

El secretario de Desarrollo Sustentable, Marco Antonio del Prete Tercero, confió en que la entidad logre el crecimiento proyectado por la dependencia estatal, ante las dificultades que enfrenta la economía nacional e internacional.

Sin embargo, refirió, la economía local reportará aumentos anuales moderados, sin que se prevean alzas a doble dígito.

El funcionario explicó que la economía local enfrenta un proceso de maduración, por lo que no se vaticinan altas tasas.

“Va a ser complicado ver crecimientos importantes a doble dígito, sobre todo por la situación que hoy estamos viviendo a nivel país y la economía del estado que sigue creciendo; es una economía muy sólida y los incrementos van a ser positivos; sin embargo, van a ser de manera moderada”, señaló.

Durante el primer trimestre del año en curso, contextualizó, la economía local avanzó con un crecimiento marginal.

“Hay que recordar que los reportes van tres meses desfasados. El primer trimestre fue estable; el crecimiento fue marginal; sin embargo, estamos haciendo esfuerzos para que ese crecimiento siga siendo sostenido y se mantengan los niveles a los que hemos estado acostumbrados”, acotó.

En cifras

En este contexto, la actividad económica del estado reportó un crecimiento anual de 1.4% durante el 2018, indicador menor a la proyección del estado que rondaba en 4.0 por ciento.

Las actividades primarias cayeron 1.7% a tasa anual durante el año pasado. Las actividades secundarias decrecieron 1.2%; mientras que las actividades terciarias fueron las únicas que exhibieron un crecimiento en la economía de Querétaro, de 3.4%, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Las variaciones del año pasado fueron menores en relación con las reportadas en el 2017, cuando la entidad queretana registró un incremento económico anual de 3.9 por ciento.

[email protected]