El fortalecimiento de los indicadores de ahorro y balances primario y financiero de Puerto Vallarta, Jalisco, derivado de un buen control en el gasto operativo y de una sólida generación de ingresos propios, provocaron que Verum modificara la perspectiva crediticia del municipio a Positiva desde Estable. Además, ratificó la calificación de largo plazo de “BBB/M”.

“La modificación en la perspectiva de la calificación de largo plazo del municipio de Puerto Vallarta obedece al recientemente observado buen control en su gasto operativo, así como a una consistente y sólida generación de ingresos propios como porcentaje de la mezcla total, situación que ha permitido fortalecer sus indicadores de ahorro interno y balances (primario y financiero)”, detalló la agencia en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

Adicionalmente, consideró el moderado nivel de endeudamiento y el potencial económico que le brinda la fuerte integración turística de la región.

Por otra parte, la nota incorpora la constante necesidad de inversión en infraestructura para atender la demanda turística, además de un elevado nivel de Adeudos de Ejercicios Anteriores, mismo que se refleja en un alto pasivo circulante.

El gasto total registró una caída anual de 1.7% en el 2018, que obedeció en gran medida a la reducción de 2.7% en el gasto corriente, impulsada por el rubro de servicios personales (32.5% del egreso total), el cual descendió 6.5% debido a la baja en el pago de remuneraciones del personal eventual.

Por lo anterior, la razón gasto corriente-ingresos fiscales ordinarios (IFO) mejoró al ubicarse en 63.6% (2017: 67.4%); mientras el gasto operativo registró una reducción anual de 1.7%, para ubicar el indicador gasto operativo-IFO en 85.9% (2017: 90.3 por ciento).

“Pese a que la actividad turística demanda infraestructura productiva, la administración logró controlar moderadamente su gasto operativo, debido a acciones como reducción del pago a estímulos de servidores públicos, eliminación de viáticos y la caída en la contratación de maquinaria”, explicó Verum.

Dinamismo

En el 2018, los ingresos totales de Puerto Vallarta incrementaron 0.8% anual, mientras los ingresos propios lo hicieron en 0.7%; no obstante, estos últimos lograron una buena participación dentro de la mezcla total con 45.2% (promedio 2013-2017: 44.8 por ciento).

Los impuestos sobre el patrimonio crecieron 2.2% en el 2018, impulsados por el Impuesto sobre Adquisición de Bienes Inmuebles (58.1%), reflejando el alto potencial de la zona turística del municipio y el desplazamiento de algunos nuevos desarrollos inmobiliarios.

“La adecuada evolución de los ingresos propios en el municipio de Puerto Vallarta obedece a estrategias como: actualización de la cartografía municipal, iniciativas para reducir el rezago en los contribuyentes a través de bonificaciones de multas y recargos, junto con campañas de información para cobro preventivo y notificaciones de adeudos, así como campañas de descuentos”, indicó la agencia.

Por segundo ejercicio consecutivo, presentó un indicador de ahorro interno positivo, alcanzando 14.1% de los IFO, equivalentes a 227.7 millones de pesos. Dicho resultado se debe al buen control en el gasto operativo, aunado a un crecimiento en los IFO (3.3%); los balances primario y financiero fueron superavitarios en 10.3 y 8.9%, respectivamente, como proporción de los ingresos totales.

[email protected]