Como resultado del compromiso del gobierno del estado para contener el ritmo de crecimiento del gasto y con el objetivo de conservar la sólida posición fiscal, S&P Global Ratings confirmó la calificación crediticia de emisor de largo plazo en escala nacional de “mxAA” del municipio de Puebla, Puebla. La perspectiva es Estable. 

“Esperamos que haya continuidad en la prudente política de administración financiera y el alto nivel de transparencia que hemos observado durante los últimos años en el municipio, consideramos que el compromiso del gobierno para contener las presiones de gasto será clave para que Puebla conserve su sólida posición fiscal dado el bajo dinamismo de sus ingresos”, explicó la agencia en un reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).  

En los últimos años, las industrias alimentaria y automotriz, junto con el turismo han sido los principales motores de la economía de Puebla, la cual ha crecido a un ritmo de 3.5% en promedio en los últimos cinco años, por encima del 2% promedio de México.  

Sin embargo, precisó la calificadora, el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita de Puebla, estimado en 8,697 dólares para el 2018, aún es menor al promedio nacional de 9,763 dólares. No obstante, si bien el desempleo observado en la ciudad se ha mantenido bajo en los últimos años, inferior a 5%, el nivel de pobreza sigue siendo superior a 40%, por lo que se considera que el gasto social seguirá siendo una importante fuente de presión en el presupuesto del municipio en el mediano plazo. 

“Consideramos que el relativamente bajo PIB per cápita limita la flexibilidad presupuestaria del municipio, ya que las medidas para mejorar la recaudación y modernizar la base catastral implementadas en los últimos años no se han reflejado en mayores ingresos propios”, detalló S&P Global Ratings. 

Proyecciones  

El sólido desempeño fiscal y las reservas de efectivo, aclaró, podrían limitar sus necesidades financieras. 

Se espera que los ingresos propios de Puebla se mantengan en 34% de sus ingresos totales en promedio para los siguientes tres años, por debajo de niveles en torno a 40% observados anteriormente y por debajo de los niveles observados en pares como el municipio de Querétaro.  

Asimismo, se estima que el municipio reporte superávits operativos promedio de 17% de los ingresos operativos y un superávit después de gasto de capital de 3.6% durante el 2019 al2020. Las prioridades de gasto estarán orientadas a atender la creciente inseguridad y los altos niveles de pobreza en el municipio.

[email protected]