La conformación de una nueva red aeroportuaria para la Zona Metropolitana de la Ciudad de México (ZMCDMX) consolidará sus actuales corredores industriales y logísticos, los cuales ya están teniendo un impulso por el actual plan de reactivación económica capitalino, informó la firma Newmark.

De acuerdo con el reporte del tercer trimestre del 2021 del mercado industrial de la Ciudad de México de la empresa, el posible arranque de operaciones del aeropuerto Felipe Ángeles en Santa Lucía (que se prevé que sea después de marzo del 2022, cuando finalice su construcción), con las terminales aéreas de la Ciudad de México y Toluca, ha provocado que los desarrolladores comiencen la planeación de nuevos parques en las zonas industriales actuales.

Estos nuevos desarrollos estarían planteados para la zona de Nextlalpan y municipios aledaños, tal es el caso de T-MEC Industrial Park, además de otros seis en construcción y otros más en proyecto en la región centro.

Para el director de la división Industrial de Newmark, Jorge Fabris, el plan de vacunación y la reapertura de actividades locales han generado un escenario actual idóneo, por lo que la ZMCDMX ya es un nicho ideal para el sector logístico.

“La potencial reactivación económica ha dado dinamismo particularmente a sectores tales como el comercio electrónico, logística, distribución, proveeduría de bienes, servicios e infraestructura para atender la demanda de una población de más de 20 millones de habitantes en la Ciudad de México y su zona metropolitana, con expectativas optimistas de continuar con una potencial recuperación en el 2022”, expuso.

“Todo ello impulsado por la eventual reapertura de todas las actividades económicas, el avance del plan de vacunación, así como un posible aumento en el índice de confianza de los consumidores y la generación del empleo”, agregó.

Comportamiento

El reporte de la actividad industrial en la Ciudad de México señaló que durante el tercer trimestre se incorporaron casi 60,000 metros cuadrados de naves industriales al inventario total Clase A, que presenta 12.8 millones de metros cuadrados, siendo Toluca el corredor que incorporó poco más de 50% a dicha superficie en la zona de Lerma y Toluca 2000.

Además, se ha registrado un repunte en actividades de almacenamiento, logística y distribución, principalmente en el corredor Cuautitlán, Tultitlán, Tepotzotlán, que continúa como líder del sector industrial concentrando más de 50% de las operaciones y donde se dio casi 90% de la absorción neta total del mercado.

Con casi 200,000 metros cuadrados de absorción neta trimestral, la ZMCDMX recupera el dinamismo que presentaba en los primeros trimestres del 2019, justo antes del impacto de la pandemia, lo que ha generado un efecto favorable en la tasa de disponibilidad, al pasar de 6.2% en el segundo trimestre del 2021 a 4.7% en el tercer trimestre.

estados@eleconomista.mx