Las tensiones de la guerra comercial entre China y la Unión Americana, así como la desaceleración de la economía mundial ya impactaron en los principales estados productores minerometalúrgicos en México.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el valor de la producción minerometalúrgica del país cayó 4.2% a tasa anual en los primeros siete meses del 2019, la primera disminución, para un mismo periodo de comparación, en los últimos cinco años.

Los principales productos de la industria minerometalúrgica, que son oro, cobre plata y zinc, registraron descensos anuales (concentran 76.4% del valor total), lo cual se reflejó en la contracción de 4.2%; a este escenario se suma la pérdida de ritmo de la economía mexicana.

Las variaciones negativas fueron de 14.3% en oro, 6.3% en zinc, 1.1% en cobre y 0.9% en plata.

Sonora es el principal productor de oro en toda la República Mexicana, con una participación de 35.0% de la producción total en los primeros siete meses del año; le siguió Chihuahua (18.7%), Guerrero (15.8%), Zacatecas y Durango (cada uno con 10.5% de aportación).

De estos estados, sólo presentaron crecimientos Guerrero (10.0%) y Durango (6.7%); el primero lleva al hilo dos tasas a doble dígito, lo que denota una estrategia del gobierno estatal por incentivar este metal, mientras el segundo tenía una base de comparación baja, ya que durante cinco años mostró bajas.

En plata, los principales productores fueron Zacatecas (38.3% del volumen total), Chihuahua (20.8%), Durango (15.0%), Sonora (6.7%) y Oaxaca (5.0%); todas estas entidades mostraron desplomes anuales en su producción en el lapso enero-julio.

Si bien en el acumulado a julio los precios internacionales del oro y la plata trazan una tendencia ascendente, aún su efecto no se refleja en las entidades mineras del país. Además, todavía están lejos de los niveles previos al 2014 y al 2017, respectivamente.

Es importante recordar que el oro y la plata son metales usados en el mercado como activos de refugio en épocas de incertidumbre, como la guerra comercial entre China y Estados Unidos y la desaceleración de la economía mundial (para el 2019 se prevé un crecimiento real de 2.7%, frente a 3.2% del 2018 y 3.4% del 2017), es decir, una mayor incertidumbre eleva la cotización.

Comportamiento contrario.

El cobre es el segundo metal con mayores niveles de producción en México. Sonora ostenta la mayor tajada, con 82.5% del volumen nacional; le siguen Zacatecas (5.8%), San Luis Potosí (4.0%), Chihuahua (2.1%) e Hidalgo (1.6 por ciento).

Destaca que Sonora registró un incremento anual de 5.0% en el periodo de análisis. La administración de Claudia Pavlovich Arellano se enfoca en impulsar el sector minero, particularmente cobre, mediante la llegada de nuevas inversiones en minas. A esto se añade que Minera México, subsidiaria de Grupo México, colocó un bono por 1,000 millones de dólares entre más de 200 inversionistas de Estados Unidos y Europa, que beneficiará al estado.

Mientras en zinc, Zacatecas es el mayor productor, con 45.0% del total; para los primeros siete meses presentó un retroceso en su producción de 5.4 por ciento. Chihuahua y Durango completan el podio en el peso de volumen; ambos obtuvieron variaciones positivas.

Al contrario de los metales preciosos, como el oro y la plata, el cobre y el zinc responden de forma diferente.

El precio internacional de estos metales dibuja una tendencia descendente, debido a la desaceleración en la economía global y la guerra comercial entre Estados Unidos y China, lo cual inyecta dudas sobre la demanda.

Lo anterior significa que su bajo desempeño responde a una pérdida de ritmo de la economía mundial, es decir, menor dinamismo económico deriva en bajas compras de tales materiales.

Frontera norte, la región más dinámica en exportaciones

La frontera norte de México fue la región más dinámica en exportaciones industriales durante el primer semestre del año, ya que registró una variación anual de 8.7%; esta zona, que al inicio de este año recibió incentivos fiscales, concentró 56.1% de las ventas al exterior del país, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Las únicas regiones del país que presentaron disminuciones en el indicador de comercio exterior fueron sur-sureste (4.3% —Tabasco, Oaxaca y Chiapas, los responsables) y centro norte (6.8% —Sinaloa, Baja California Sur y Zacatecas, con descensos).

Por entidad federativa, los mayores montos pertenecen a Chihuahua (27,159 millones de dólares), Coahuila (22,147 millones) y Nuevo León (19,448 millones), mientras los más bajos corresponden a Quintana Roo (31 millones), Nayarit (46 millones) y Baja California Sur (86 millones).

Por tasa de crecimiento, el podio se integró por Quintana Roo (110.7% —base de comparación baja), Durango (29.0%) y Guerrero (28.3%); las disminuciones más pronunciadas se dieron en Nayarit (21.2%), Oaxaca (25.7%) y Tabasco (28.4 por ciento).

 [email protected]