Apodaca, NL. La empresa Porcelamex suspendió en días pasados sus operaciones y cerró sus instalaciones en forma sorpresiva, situación que afectó a alrededor de 150 trabajadores que fueron despedidos y que ahora exigen el pago de salarios pendientes, aguinaldo y liquidación.

Uno de los afectados explicó que la empresa cerró sin explicación alguna las instalaciones de producción ubicadas en el municipio de Apodaca en la semana previa a la Navidad, por lo que solicitaron la intervención de las autoridades para obligar a Porcelamex a cumplir con sus obligaciones y para ello ya presentaron denuncias a título personal ante la Junta de Conciliación y Arbitraje de Nuevo León.

Porcelamex, que se dedica a la producción de sanitarios, lavabos y accesorios para baño, es propiedad de Mauricio de León Herrera, de acuerdo con los propios trabajadores afectados.

Nadie nos ha dado una respuesta, queremos que nos paguen nuestras rayas y los aguinaldos , explicó el trabajador en entrevista.

Otro de los empleados, que por temor a represalias prefirió omitir su nombre, comentó que dedicó 20 años de su vida a esa empresa que asumió una actitud de irresponsabilidad laboral.

La empresa Porcelamex fue fundada en febrero de 1985.

CRECEN CONFLICTOS LABORALES EN NL

En el 2012 se puso fin a 14 años de paz laboral en Nuevo León, al estallar la huelga, durante el segundo semestre, en el restaurant La Puntada.

Otro acontecimiento similar al de Porcelamex, se presentó en la Ferretería La Popular, con más de 50 años de existencia, donde también cerró en forma sorpresiva y los trabajadores con la posible venta de ese negocio se declararon en huelga tras argumentar también irregularidades laborales.

[email protected]conomista.com.mx