León, Gto. La llantera italiana Pirelli puso a rodar la primera planta en Silao, Guanajuato.

El presidente de México, Felipe Calderón; el presidente y CEO de Pirelli, Marco Tronchetti, así como el gobernador de Guanajuato, Héctor López Santillana, encabezaron la apertura del centro de producción número 22 de la firma en el mundo.

La producción anual de neumáticos, principalmente, de tipo premium, será de 3.5 millones y en cinco años, hasta de 5.5 millones.

Cerca de 30% de las llantas fabricadas se destinará al mercado nacional y el resto, a EU y Canadá.

Con el objetivo de lograr sus planes de crecimiento, Pirelli invertirá 400 millones de dólares en los próximos cinco años en el país, confirmó en su mensaje Marco Tronchetti.

En una primera etapa, que concluirá en el 2013, se generarán 1,000 empleos, de los cuales 700 serán directos y 300, indirectos. Posteriormente, incorporará a su plantes 700 plazas.

Tronchetti aseguró que la nueva planta es la más moderna en tecnología y cuidado del medio ambiente de las que tienen en la actualidad.

ABRAZA INVERSIÓN

Felipe Calderón calificó a México como un verdadero campeón en producción de manufactura , al recordar que en materia de exportación de autos pasó del lugar nueve en el 2006 al cinco en el 2011, y -sostuvo- este año cerrará en el número cuatro, tras superar a EU.

Es un triunfo mundial de México haber traído esta inversión , expresó el Presidente de México en su mensaje ante empresarios, funcionarios públicos y medios de comunicación, luego de recorrer la fábrica, que ocupa una superficie de 135,000 metros cuadrados. Refirió que 84 de las 100 empresas más grandes del mundo han decidido invertir en México.

Por su parte, Bruno Ferrari, secretario de Economía, destacó que Guanajuato Puerto Interior hoy es un centro logístico de negocios líder en el continente.

Presumió que el país, a pesar del clima económico internacional adverso, mantiene un ritmo sólido en la atracción de inversión extranjera, que sumó 19,500 millones de dólares en el 2011.

cutberto.jimenez@eleconomista.mx