Monterrey, NL. A la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de Matamoros, Tamaulipas, le preocupa la declaración del presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, acerca de que esta semana se firmará un convenio con maquiladoras de la frontera, quienes estarían ofreciendo 40,000 empleos a migrantes centroamericanos que retornen de Estados Unidos mientras se les da asilo.

Lo anterior se debe a que en esta ciudad fronteriza ocurrió un conflicto laboral entre enero y abril de este año, el cual dejó sin empleo alrededor de 5,000 personas; de esta cifra, se estima que aún están desempleadas entre 2,000 y 2,200 personas, indicó a El Economista Carlos González Lima, presidente de la Coparmex Matamoros.

“En Matamoros no tenemos ninguna fecha para la firma del acuerdo (...) Aquí en la frontera no tenemos ninguna fecha en cuanto a emplear a migrantes”, manifestó el dirigente.

“Nos están ofreciendo las empresas maquiladoras del norte del país 40,000 empleos, tienen ellos disposición para recibir a 40,000 migrantes”, aseguró López Obrador el pasado fin de semana.

Sostuvo que no habría ningún problema legal para que comiencen a laborar los migrantes y se está trabajando de manera conjunta con los gobiernos estatales para este propósito.

Aseguró que están autorizando fondos para los albergues, atención médica y para darles opciones de empleo.

Migración ordenada

El presidente de la Coparmex Matamoros consideró que lo ideal sería tener “migraciones perfectas”, es decir, personas que lleguen a la entidad buscando una mejor vida; sin embargo, primero se tiene que garantizar el empleo para los ciudadanos y los residentes legales.

“De acuerdo con los números que nos pasó el Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index), entre 2,000 y 2,200 personas no han encontrado empleo porque hay muchos deportados de Estados Unidos que han llegado al municipio y la Secretaría del Trabajo municipal y estatal los está reclutando”, enfatizó.

El inconveniente, dijo Carlos González, es que esta población flotante sólo busca trabajos temporales para volver a intentar cruzar la frontera, porque los salarios en Estados Unidos son superiores.

Gerardo Vázquez Falcón, presidente del Index Sonora, declaró a medios locales que el Index podría disponer de 10,000 plazas laborales para refugiados centroamericanos en ciudades fronterizas.

Aseguró que están trabajando con la Secretaría de Relaciones Exteriores, con servicios migratorios y con la Organización de las Naciones Unidas para que se les ofrezcan servicios de ley, con el fin de preservar la paz y el orden entre la frontera de México y Estados Unidos.

[email protected]