Querétaro, Qro. Comerciantes inician el 2021 con un debilitamiento de sus finanzas, sin liquidez, tras las afectaciones acumuladas por la crisis económica que ha dejado el Covid-19.

El presidente de la Cámara Nacional del Comercio en Pequeño (Canacope) en Querétaro, Eduardo Chávez Hidalgo, expuso que los comerciantes se encuentran en una compleja situación, previendo que sea hasta el año 2022 cuando logren recuperarse económicamente.

Al menos 300 comercios asociados a la Canacope han tenido que recurrir a algún producto crediticio, con la finalidad de solventar sus gastos.

Sin embargo, la contratación de pasivos pone en riesgo el patrimonio de los comerciantes, debido a que no cuentan con ingresos para sustentar los adeudos.

“Si estuviésemos pensando en ser los intermediarios como organismo empresarial o solicitar al gobierno un plan de crédito para los comerciantes, estaríamos cometiendo un gran error, porque derivado de la situación económica, no tenemos liquidez”, dijo el empresario.

Refirió que no es un buen momento para recurrir a productos crediticios, debido a que comprometería aún más las finanzas de los negocios.

“Tampoco es el mejor momento para solicitar un crédito, porque muchos de los comercios se han fracturado por la pandemia, de un año para acá; esa fractura con un crédito, a una tasa de interés elevada o a un largo tiempo, puede llevar no sólo el riesgo del cierre, sino también puede tener un riesgo en el patrimonio de las familias de los comerciantes”, declaró.

Difícil escenario

Este año aún se avizora un difícil escenario para los pequeños comerciantes, debido a que persistirá la pandemia y con ello, las restricciones sanitarias y crisis económica, previendo que sea hasta el 2022 cuando se genere un entorno propio del proceso de recuperación.

Actualmente son 1,200 los comercios que mantiene un cierre total de sus actividades, mientras que al finalizar el 2020 eran cerca de 1,8000 comercios de la Canacope; sin embargo, algunos han podido retomar funciones en este 2021.

Aún se tiene la expectativa de conocer el balance económico que se genere en el primer trimestre del nuevo año, señaló el empresario (y nuevamente sucesor en la dirigencia estatal de la Canacope para el periodo del 2021 al 2022, a partir de febrero) Sergio Martínez de León.

“Mucha gente no tiene recursos. Hay comerciantes que han tenido que bajar nómina. Es necesario vincular y hacer un frente con las cámaras (…) Puede empeorar la situación en las siguientes semanas”, indicó.

Entre las líneas de trabajo para este 2021, se proyecta concretar el Instituto de capacitación para el empresario y comerciante.

estados@eleconomista.mx