El comportamiento positivo del balance primario del municipio de Puerto Vallarta, Jalisco, provocó que HR Ratings modificara su perspectiva de Negativa a Estable; además, ratificó la calificación de “HR BBB-”.

Al cierre del 2017 se observó un superávit en el balance primario por 9.3% de los ingresos totales, resultado que contrastó con los déficits observados en los últimos ejercicios, los cuales del 2014 al 2016 se ubicaron en un nivel promedio de 9.2 por ciento.

Este cambio en la tendencia durante el año pasado se debió al crecimiento de los ingresos tanto federales como propios del municipio, así como una reducción importante en su gasto no operativo.

La agencia estimaba para el 2017 un déficit en el balance primario equivalente a 0.9% de los ingresos totales. No obstante, el superávit observado se debió a que los ingresos federales y propios fueron mayores a los esperados, por lo que los ingresos totales superaron a las expectativas en 7.4%; asimismo, el gasto en obra pública fue 36.1% menor a lo esperado.

“La deuda directa del municipio disminuyó de 473.6 millones de pesos en el 2016 a 288.7 millones para el 2017. Lo anterior, debido a la disminución en el financiamiento a corto plazo con el que contaba Puerto Vallarta. Al cierre del 2016, la deuda a corto plazo ascendió a 204.3 millones de pesos, mientras que al cierre del 2017 descendió a 55.6 millones y estuvo compuesta por dos créditos a corto plazo con saldo en conjunto de 44.5 millones, mientras que el restante correspondió a una línea de factoraje con banco Interacciones”, explicó HR Ratings mediante un reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

En cuanto a la deuda de largo plazo de Puerto Vallarta, añadió la calificadora, en julio del 2017, el municipio contrató un crédito estructurado a largo plazo con Banobras, el cual fue por un monto de 238.4 millones de pesos, en un plazo por 10 años, y tiene afectado como garantía y fuente de pago 22.19% del Fondo General de Participaciones y el Fondo de Fomento Municipal que le corresponden a la demarcación.

El financiamiento anterior fue utilizado para refinanciar el crédito con BBVA Bancomer con el que contaba el municipio. Con esto, se redujo la tasa de interés, así como el porcentaje de Fondo General de Participaciones afectado de 39.0% con el crédito anterior a 22.19 por ciento.

Sobre la deuda neta como proporción de los Ingresos de Libre Disposición, este indicador pasó de 32.0% en el 2016 a 16.7% para el cierre del 2017, debido a la amortización de deuda a corto plazo.

[email protected]