Cancún, QR. Una integrante de la Asociación Salvemos Manglar Tajamar obtuvo en un Juzgado una nueva suspensión provisional en contra de cualquier obra en el ya internacionalmente conocido Malecón Tajamar, proyecto inmobiliario y comercial en Cancún, de 58 hectáreas.

Se trata de una pequeña victoria en medio de la devastación que ya consumaron el sábado pasado, cuando maquinaria y elementos policiacos entraron al terreno para iniciar obras de construcción, refirieron miembros de esta agrupación que aún mantiene el movimiento para rescatar a las especies animales que sobrevivieron al desmonte de vegetación y que no fueron reubicadas tal como indicaba el procedimiento de ley.

Documento legal

El juicio es el 86/2016 y la redacción de la suspensión temporal reconoce que el impacto de las obras será irreversible en el ambiente, por lo cual ordena que cese la remoción de vegetación, triturados vegetales, tierra o cualquier material orgánico en la zona denominada Malecón Tajamar.

Que cesen las obras de relleno con material pétreo en las zonas en las cuales se efectuó la remoción de vegetación arbórea y mangle, así como de los humedales... toda vez que dicho relleno impediría o dificultaría la reforestación e incluso la recuperación natural y/o artificial de los ecosistemas de mangle y humedales en dicha zona .

El fallo del juez segundo de distrito con sede en Cancún también establece que el juzgado se asegurará, en cumplimiento al principio 15 de la Declaración de Río sobre Medio Ambiente y Desarrollo, que cesen los actos que tienen por efecto modificar el estado actual del Malecón Tajamar, en tanto no se resuelva en definitiva el juicio de amparo.

Otro recurso en puerta

Paralelo a esta nueva suspensión provisional, está por desahogarse una audiencia sobre los recursos de revisión y queja en contra de la fianza de 21 millones de pesos que impuso el juez cuarto de distrito a los 113 niños que ya habían ganado desde octubre del año pasado la suspensión definitiva de las obras en el Malecón, pero no pudieron cubrir el monto de la misma y el juez ordenó suspender los alcances de dicha suspensión.

El caso ya llegó a un tribunal colegiado y en caso de favorecer a la causa de los 113 menores, repondría la suspensión de manera indefinida de cualquier tipo de obra en el Malecón, aunque 90% de la vegetación en las 58 hectáreas del complejo ya fue arrasada.

Esa suspensión fue histórica en su momento, pues aunque se impuso una fianza alta, reconocía que las obras en Malecón Tajamar causarían daños irreparables en el ecosistema, además de que reconocía el derecho de los niños a un medio ambiente sano, explicó en su momento Raymundo Gil, asesor jurídico de los activistas ambientales y doctor en derecho penal.

Los activistas afirman que la rapidez con la que fue devastado el manglar tuvo que ver con el vencimiento en febrero próximo de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) que obtuvo el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) desde 2005 para lotificar y urbanizar las 58 hectáreas de selva y manglar que comprenden el Malecón. Ese permiso les permitía desmontar el manglar, pues en esos años no había protección expresa que prohibiese talar o desmontar esta especie.

Se trata de un ecocidio: Green Peace

Al respecto, Miguel Rivas, responsable de la campaña de océanos de Greenpeace México, acusó que se trata de un ecocidio porque se han destruido especies que están protegidas por ley, como la NOM 059, la que protege especies nativas de México y la flora y fauna en categoría de riesgo, tal como bosque, manglar rojo y blanco, cocodrilos, aves, iguanas, ranas, peces, crustáceos, entre otros.

Este ecocidio, asegura la organización, fue perpetrado por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y los grupos empresariales detrás del proyecto, con el visto bueno de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) encabezada por Rafael Pacchiano.

La Semarnat ha guardado silencio hasta ahora , añadió.

Ecosistema comercial

Son 22 empresas afectadas que tienen lotes en Malecón Tajamar, y que no han podido iniciar sus proyectos.

  • 500 millones de pesos en obras de urbanización se invertirán en el área.
  • 22 proyectos inmobiliarios por desarrollarse.
  • 1 catedral de la iglesia católica será edificada.
  • 400 millones de dólares en inversión inmobiliaria.
  • 2,600 unidades residenciales.
  • 1 centro comercial de Bi&Di de 25,000 metros cuadrados.
  • 1 estacionamiento para 1,800 autos.

[email protected]