Cancún, QR. Activistas ambientales llaman a oponerse en contra el cuatro muelle de cruceros que se construirá en Cozumel, a través de la consulta pública que lanzó la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) hace unos días.

La asociación Conservación, Investigación y Manejo Ambiental de Cozumel (CIMAC) difundió un video en el que alerta de los riesgos al arrecife frente a las costas de la isla en caso de que se construya el muelle.

Noemí Guadalupe Martín Cat, presidenta de CIMAC, aseguró que el cuarto muelle para Cozumel pone en riesgo el arrecife Villablanca Bajo, que se encuentra a menos de 50 metros de la línea costera de la isla.

La ambientalista asegura que aunque la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del proyecto asegura que en esa zona no habitan especies de coral, investigadores y académicos independientes de la isla han elaborado estudios que demuestran que existen por lo menos 20 especies coralinas en el área donde se pretende construir el muelle.

Adelantó que éste y otros estudios técnicos serán presentados como argumentos en contra del proyecto durante la consulta pública que inició el pasado 8 de abril, y concluye en la primera semana de mayo,

Dicha consulta fue solicitada por las asociaciones ambientalistas que se oponen el proyecto, entre las que se encuentran Cielo, Tierra y Mar (Citymar), Grupo Ecologista del Mayab, Manglares Más Sanos Más Vivos, Coral Reef Restoration, así como empresas privadas como Sand Dollar Sports Dive, la cual ve amenazada la práctica del buceo en caso de que el muelle se construya.

Martín Cat adelantó que por el momento se limitarán a participar en la consulta pública mediante la presentación de argumentos técnicos y científicos que demuestran la inviabilidad del puerto, con lo cual confían en que sean tomados en cuenta por la Semarnat para negar los permisos a la empresa Muelles del Caribe, promovente del proyecto.

Previamente, el grupo ambientalista Cielo, Tierra y Mar (Citymar), que preside Guadalupe Álvarez Chulim, ya había anunciado que interpondrían recursos legales para frenar la obra, ya que coinciden en que ésta supone un grave riesgo para el entorno natural de la isla, caracterizado por amplia presencia de arrecifes de coral.

Apoyo del gobierno federal

El muelle se encuentra dentro de los 39 proyectos que conforman el Acuerdo para la Reactivación Económica que firmó el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, con la Iniciativa Privada a principios de octubre del año pasado.

Durante la conferencia matutina del gobernante se anunció que este proyecto implicará una inversión de 511 millones de pesos, pues además del muelle, el proyecto también considera un edificio que funcione como terminal de cruceros, con el objetivo de recibir a las personas que aborden o desembarquen de los barcos.

La conexión entre el muelle y la terminal será mediante un puente peatonal que cruzará la Avenida Rafael E. Melgar, se lee en la MIA.

El puerto se ubicará en la costa noroeste de la isla de Cozumel, tanto en zona terrestre (sobre la Avenida Rafael E. Melgar en el kilómetro 3+625), como en zona marina y en la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat).

La estructura tendrá forma de L y abarcará una superficie de 1.16 hectáreas (ha), que permitirá el atraque de embarcaciones de hasta 362 metros de eslora. Será edificado sobre pilotes de acero y losas de concreto prefabricadas. Estará compuesto por un puente de acceso o pasarela y la plataforma de atraque.

Su desplante iniciará en la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat), la cual se encuentra desprovista de vegetación costera. El área no ocupada por la estructura del muelle en la Zofemat será utilizada para la colocación de una plataforma tipo muelle, se añade en el documento.

En la zona terrestre se realizará la construcción de un edificio de dos niveles denominado Terminal de Cruceros. Contará con una superficie de 1.1 ha, con el objetivo de servir como recepción para el abordaje y desembarque de pasajeros; contará con locales para establecimientos de diferentes giros, sanitarios, estacionamientos, zona para resguardo de equipaje, oficinas, entre otros usos.

La empresa Muelles del Caribe asegura que el principal criterio para la selección del sitio del proyecto es que la zona donde se pretende realizarlo tiene un uso de suelo de desarrollo urbano, de acuerdo con el Plan de Desarrollo Urbano Centro de Población de Cozumel.

Otro criterio considerado fue “la no afectación a arrecifes. Esto se verificó con el trabajo de campo realizado al fondo marino, el cual no registró la presencia de estructuras de arrecifes”, lo cual es refutado por los ambientalistas opositores.

estados@eleconomista.mx