La Asociación de Microindustrias de Querétaro (Amiqro) se despidió de un amargo 2014 que les dejó un nulo crecimiento entre las empresas que afilia. De cara al 2015, la Asociación ha apostado por un panorama más optimista.

Aún en el último trimestre del año pasado, la Amiqro informó que sus cerca de 150 afiliados no lograban despegar económicamente; en parte, por una contracción económica nacional y por falta de inversión en ciertos sectores.

El presidente de la Asociación, Cuitláhuac Badillo Lozano, planteó que durante todo el año pasado el grueso de las compañías debió sostenerse y conservar su plantilla de trabajadores, buscando ser más eficientes en sus procesos productivos.

Muchas, dijo, detuvieron sus proyectos de inversión o expansión, ante el panorama de incertidumbre que generó el crecimiento dispar en algunos sectores de la economía estatal.

No hubo crecimiento. Tratamos de conservar empleos y detonar nuevas áreas de desarrollo, y ésa fue la parte importante para nosotros en el 2014 , afirmó.

Si bien la Amiqro no reportó una baja en el empleo, sí registró casos en que trabajadores renunciaron, sin que se ocupara más personal para llenar estos espacios.

A la fecha, la asociación mantiene un promedio de 150 afiliados, con micro y pequeñas empresas que generan entre 10 y 11 empleos cada una.

Optimismo

Badillo confió en que este año las reformas estructurales rindan frutos y se conviertan en un punto de desarrollo para la micro y pequeña industria queretana.

Terminamos un año con muchas complicaciones, con muchas situaciones en cuestión a una recesión económica que sentimos todos los empresarios , sostuvo.

Para el 2015, dijo, la Amiqro prevé una mayor apertura económica y un mejor flujo de capital.

Ojalá que las empresas que van a invertir o que están anunciando sus inversiones lleguen con ellas, y eso va a contribuir para que el panorama cambie , expuso.

Por otra parte, planteó que al no haber crecimiento durante el 2014, las empresas se enfrentan a una falta de liquidez que podría ser solventada con financiamientos.

Parte del problema es que como el circulante ha bajado mucho no hay liquidez suficiente para el crecimiento y desarrollo económico; esperemos no necesitar financiamiento , confió.

En el panorama actual, la caída del precio frente al dólar y la baja en el precio del petróleo se convierten en factores inciertos para la micro y pequeña industrias queretanas.

En el caso del primero, se trata, consideró Badillo, de un tema reciente que no obstante advierte un control más claro en cuanto al manejo de divisas.

[email protected]