Monterrey, NL. El estado de Nuevo León tiene gran importancia para la implementación de la Reforma Laboral, porque es una de las entidades que enlazan las cadenas de suministro regionales y globales, es la cuarta entidad exportadora de México, con el 9%, y tiene las mayores tasas de formalidad laboral, señaló Alejandro Encinas Nájera, titular de la Unidad de Política Laboral y Relaciones Institucionales de la STPS.

“Estamos en la antesala de la tercera etapa de la Reforma Laboral, la cual iniciará en mayo de 2022 en Nuevo León (y otros estados), sin embargo, la entidad tiene una relevancia especial en esta Reforma; es una de las entidades más concatenadas a las cadenas de producción no sólo regionales sino globales, está entre las cuatro principales entidades exportadoras de México, con 9%, y con las mayores tasas de formalidad laboral”.

Esto significa, que en Nuevo León hay muchos sindicatos, en muchas empresas y tienen gran experiencia en la negociación colectiva”, aseguró Encinas Nájera, durante el segundo día del Foro Laboral que organizó la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Nuevo León.

Parte del nuevo modelo laboral en Nuevo León, dijo, tiene que ver con el cierre de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, las cuales van a cerrar sus puertas para dedicarse a dar por concluidos los asuntos en trámite, y a la par ingresarán los Centros de Conciliación locales, en los que se buscará evitar que el conflicto llegue a un litigio. A nivel nacional 7 de cada 10 asuntos se han resuelto en primera instancia, en un periodo de 4 meses y medio.

Por otra parte, en la entidad se está realizando la armonización legislativa, ya se realizó la armonización constitucional; la iniciativa de la Ley Orgánica del Tribunal laboral se presentó al Congreso local el 22 de marzo de este año y la iniciativa de la Ley Orgánica del Centro de Conciliación se presentó el 6 de julio pasado.

“En cuanto a la obligación a los sindicatos para modificar sus estatutos ahí hay que reforzar, estamos hablando de sindicatos con jurisdicción local, no es un caso privativo de Nuevo León, pero si tenemos que apretar, de un total aproximado de 1,300 estatutos, se han modificado 427, lo que representa un avance del 32.85%", recalcó.

En el estado se han realizado 178 legitimaciones de contratos colectivos de trabajo, éstas son importantes porque van a permitir depurar el nuevo modelo laboral, en todos los contratos que ya no tienen vida.

Pasa mucho, detalló, que en el sector de la construcción, se introduce un contrato laboral y cuando termina la obra se retira, o cuando los contratos no tienen la legitimación de los trabajadores, se quedan con el modelo anterior y sólo ingresan al nuevo modelo cuando los contratos garanticen la democracia, es decir que los trabajadores conozcan el contenido del contrato colectivo de trabajo.

La legitimación de todos los contratos debe ocurrir antes de mayo de 2023, para ver cuántos contratos colectivos de trabajo hay en México, ya que a nivel mundial hay una tendencia a desincentivar la sindicalización, precisó.

Libertad sindical

Enfatizó la importancia de cumplir con la libertad sindical, el derecho de los trabajadores de crear un sindicato, afiliarse o no pertenecer a ninguno, esto es de interés para los empleadores porque ahora se va a pedir una constancia de la representatividad antes de sentarse a las mesas de negociación colectiva, donde el representante debe acreditar, que por lo menos cuenta con el respaldo del 30% de los trabajadores.

“Antes podían extorsionarlos, y emplazarlos a huelga y parar la producción, era comprensible que (las empresas) buscaran protegerse de esos sindicatos, hoy los empleadores van a tener la garantía de que habrá dirigencias realmente representativas, que reconocen a los trabajadores de sus empresas, y que pueden negociar condiciones en el contrato colectivo, mediante el voto libre y secreto para elegir a las dirigencias”, argumentó el funcionario de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.