La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, reiteró su compromiso con el gobierno federal para apoyar la distribución de combustible en la capital del país por medio de empresas que cuenten con pipas propias que puedan auxiliar en el abasto de gasolina en la ciudad.

Tras una reunión que sostuvo con el presidente Andrés Manuel López Obrador, Sheinbaum Pardo ofreció una conferencia de prensa en la que detalló que el objetivo del encuentro fue tratar el apoyo que se brindará a Petróleos Mexicanos (Pemex) y descartó una fecha para la resolución total del abasto de gasolina.

“No soy la vocera de cuándo se resuelve un tema de este tipo, el vocero es el presidente de la República o el director de Pemex”, indicó

“Esencialmente, lo que plantea es que busquemos la manera de apoyar con el tema de la distribución de pipas a Pemex; ya nos pusimos en contacto con el ingeniero Octavio Romero para ver cómo podemos ayudarlo en este tema. No es que el gobierno (capitalino) tenga pipas de combustible, pero estamos viendo de qué manera les podemos ayudar y vamos a ser muy solidarios con este tema”, reiteró.

Explicó que, según los reportes de Pemex, el problema de que algunas estaciones de servicio se encuentren cerradas es derivado de un problema que se registró en el ducto de Tuxpan, Veracruz, a Azcapotzalco, Ciudad de México.

No precisó el número exacto de gasolineras cerradas, pero informó que posiblemente son cerca de 80, de un total de 400; el aumento de estaciones que no dan servicio en comparación a 40 registradas este miércoles, se debe a que mientras algunas son abastecidas, la alta demanda en otras estaciones ocasiona el cierre de las mismas.

La mandataria reconoció que si bien el pasado martes hubo caos, hasta el momento los capitalinos “se han portado de primera” y hacen las filas correspondientes en las gasolineras de manera ordenada.

Orden vial

En ese sentido, Claudia Sheinbaum aseguró que la presencia de elementos policíacos en las gasolineras es para mantener el orden vial, evitar la obstrucción en el arroyo vehicular y prevenir embotellamientos.

Ante ello, afirmó que tanto los servicios de movilidad públicos y atención a emergencias se encuentran garantizados, por lo que negó una crisis grave.

“Como bien lo explica el gobierno de México, no es que falte gasolina o no es que falte diesel. Si tuviéramos un problema en donde no hay producción, entonces es distinto. Aquí hay producción, hay entrada, el problema es la distribución”, manifestó.

Finalmente, aplaudió las acciones tomadas por el gobierno federal para evitar el robo de hidrocarburos.

[email protected]