Querétaro, Qro. La vinculación entre industria y centros de investigación resulta en una fórmula imperante para los procesos de innovación en el sector productivo.

El director de la unidad Querétaro del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional, Mauricio López Romero, explicó que se ha acelerado la necesidad de transferir conocimientos desde la ciencia hacia la Iniciativa Privada.

“Es una simbiosis que todos los centros deberíamos procurar de manera importante. La realidad a nivel internacional es que cada vez hay mayor necesidad de transferir con mayor rapidez los conocimientos que se generan en las aulas y los laboratorios a la industria. Pasa en todos lados, pasa a nivel internacional, pasa en Europa, en Asia”, pronunció.

Dentro del sector productivo, refirió, existe una competencia interna por innovar constantemente, por lo que en la medida en que los centros de investigación encuentren mecanismos para transferir ese conocimiento al sector productivo, se podrán generar mejores aportaciones en innovación y tecnología a la sociedad.

Para la unidad Querétaro del Cinvestav, la vinculación con la Iniciativa Privada es uno de los objetivos primordiales.

El centro cuenta con una cartera de clientes de 50 empresas de diversas ramas, desde aeronáutica, hasta farmacéutica, automotriz, informática, energética, alimenticia, y de seguridad, entre otras.

“El Cinvestav está muy interesado y preocupado en hacer esta vinculación. Tenemos vinculación con diversas empresas, por el tipo de trabajo que hace el Cinvestav. Tenemos un abanico más o menos grande del tipo de empresas que requieren de nuestro conocimiento y de nuestra tecnología. Podemos acercarnos al sector productivo y transferir estos conocimientos, para que se traduzcan posteriormente en innovaciones y que se traduzcan en un mejor nivel de vida”, declaró.

El Cinvestav Querétaro se enfoca en la investigación y el desarrollo de tecnología multidisciplinaria en el área de ciencia e ingeniería de materiales.

“La unidad del Cinvestav de Querétaro se especializa en materiales, entonces los materiales tienen impacto en todo tipo de industria. Tenemos ejemplos en todos los sectores”, mencionó el directivo.

Trabajo conjunto

También trabajan de la mano con dependencias públicas. Uno de los proyectos que desarrollan actualmente consiste en el mejoramiento de materiales para chalecos que portan elementos de seguridad. Con la empresa de lácteos Alpura trabajan en la innovación de productos.

El centro especializado en materiales cuenta con una población de 300 personas dedicadas a la investigación y al desarrollo tecnológico; entre ellos, 30 investigadores titulares y 60 técnicos y auxiliares.

Querétaro cuenta con 53 centros de investigación y desarrollo tecnológico, así como con 3,678 investigadores. En la entidad se contabilizan 1,025 investigadores del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), expone la edición 2018 del Anuario Económico del estado.

A través de las 14 facultades de la Universidad Autónoma de Querétaro se integran 458 investigadores y 300 adscritos al SNI.

[email protected]