Monterrey, NL. Con la llegada del nuevo gobierno federal, se espera que la manufactura de Nuevo León termine de consolidar su recuperación y afiance su liderazgo en la Industria 4.0, afirmó a El Economista, José Luis de la Cruz Gallegos, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico.

“Además de terminar de consolidar la recuperación en la manufactura de dos años previos, podrá captar más Inversión Extranjera Directa (IED) y será importante cómo Nuevo León pasa a la Industria 4.0”, destacó.

Lo anterior se debe, dijo, a que es la única entidad que ha dado continuidad a un programa de gobierno estatal en colaboración con la Iniciativa Privada (IP) y la academia.

Al encabezar este proceso de Industria 4.0, la entidad tendría que generar sinergia con el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien “fue contundente en la necesidad de crear zonas estratégicas” en su Proyecto de Nación 2018-2024, dijo.

Por su parte, René Villarreal Arrambide, presidente del Centro de Capital Intelectual y Competitividad, comentó que Nuevo León tiene todo para seguir avanzando no sólo en Industria 4.0, sino en la era de la mentefactura, que es un concepto más amplio.

El estado “tiene capacidad empresarial, tiene a la Universidad Autónoma de Nuevo León, al Tecnológico de Monterrey, que cuenta con 30 centros de investigación en diversas áreas, así como un gobierno promotor del desarrollo a través de la triple hélice (gobierno, empresas y academia)”, enfatizó.

Lo anterior hace que factores económicos promuevan una etapa superior de mentefactura y están dadas todas las condiciones para que el estado avance en esta dirección.

Es decir, que la entidad ha pasado a una etapa de industrias intensivas del conocimiento, que abarca industrias como la biotecnología, la nanotecnología, manufactura avanzada, tecnologías de la información, energías limpias y materiales avanzados, detalló.

Personal capacitado

“Nuevo León deberá mostrar que tiene fuerte capacidad para proyectarse como una zona atractiva (...) En general no necesita personal especializado, porque las universidades privilegian ciertas áreas como la automotriz y aeronáutica”, explicó De la Cruz Gallegos.

Sin embargo, consideró que sí hace falta personal para cuestiones técnicas.

estados@eleconomista.mx