Monterrey, NL. Como parte de la estrategia de poner en orden las finanzas municipales, la actual alcaldía de Monterrey pagó 1,000 millones de pesos de deudas que heredó del anterior gobierno municipal, afirmó el alcalde Adrián de la Garza Santos, al presentar su I Informe de Gobierno.

De esos 1,000 millones, se pagaron 300 millones de pesos que corresponden a amortizaciones e intereses de la deuda bancaria, la cual pasó de 2,100 millones de pesos a 1,856 millones de pesos, explicó.

Por otra parte, detalló que pagaron más de 700 millones de deuda a proveedores y pasivos contingentes, de una deuda en ese rubro del orden de 1,680 millones de pesos. Esto representa una disminución de 45% de la deuda a proveedores , pormenorizó de la Garza Santos.

Reestructuración

El presidente municipal expuso que obtuvieron autorización del Congreso estatal para reestructurar la deuda bancaria.

En este sentido, cabe mencionar que de acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), al mes de junio del 2016, el municipio de Monterrey tiene una deuda registrada de 1,908.4 millones de pesos.

El propósito de la reestructuración de la deuda es disminuir la tasa de interés y aumentar el horizonte de pago, lo que en suma, permitirá liberar recursos por más de 450 millones de pesos, en lo que resta de la administración , destacó el funcionario.

A la fecha, el gobierno municipal está en un proceso de licitación pública para obtener las mejores condiciones de mercado, detalló el munícipe.

El objetivo es disminuir la tasa promedio ponderada a 1.6 % como máximo, ya que actualmente es de un poco más de 3% , puntualizó.

Con la renegociación de la deuda, indicó, se logró bajar la afectación a las participaciones federales del municipio., las cuales actualmente están destinadas a garantizar su pago.

hoy en día, 75.3% de las participaciones federales se destina a un fideicomiso para el pago de la deuda bancaria , dijo.

Estimó que al terminar la renegociación, esta cantidad pasará a 47% de las participaciones federales, con lo que el municipio tendrá mayores ingresos por participaciones para gastos de inversión y otros proyectos prioritarios.

menos gasto corriente

Por otra parte, el alcalde regiomontano comentó que recibieron la administración en situación de crisis financiera , ya que en las arcas había 30 millones de pesos; sin embargo, la Tesorería sólo podía disponer de 29,000 pesos, esto debido a que el resto estaba etiquetado.

Al inicio de mi administración, di instrucciones de contener el gasto corriente no prioritario con el fin de fortalecer las áreas operativas del municipio , expresó.

Un ejemplo de ello, explicó, fue que en el rubro de combustible, del mes de enero a septiembre del 2015 se registró un gasto de 70.5 millones de pesos, mientras que en su administración ese gasto se redujo a 51.6 millones de pesos, lo que cual representa una baja de 26.7 por ciento.

Por último, agradeció que el gobierno estatal esté enviando puntualmente fondos federales por 768 millones de pesos, por lo que reconoció en público al gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

[email protected]