Querétaro, Qro. Para reforzar su participación en la cadena de proveeduría de empresas tractoras, las micros, pequeñas y medianas empresas (mipymes) deben garantizar aspectos como supervivencia y continuidad en sus sistemas de calidad.

En este contexto, las mipymes apuestan por reforzar sus capacidades para ingresar a la cadena de proveeduría de grandes empresas de las industrias automotriz y aeronáutica, expuso la presidenta de la Asociación de Mipymes Industriales de Querétaro (Amiqro), Beatriz Hernández Rojas.

Detalló que establecer estándares de calidad mediante certificaciones, así como garantizar su operatividad, son aspectos que deben reforzar para afianzar su participación en la cadena de suministro.

Por tanto, la Amiqro ha puesto en marcha el Programa de desarrollo de capacidad competitiva de proveedores de servicios y materiales indirectos para sectores estratégicos, con la finalidad de pulir la operatividad de las mipymes y proyectarlas como proveedoras de la industria.

“Este programa nace en congruencia con el discurso de Amiqro, de buscar oportunidades para que las pymes integren cadenas de valor con las empresas tractoras, que sean parte de su proveeduría. Para poder acceder a este mercado, las pymes tienen que ser competitivas, de no serlo no van a poder nunca acercarse con una oferta de valor que les permita integrarse como proveedores”, puntualizó.

La proveeduría de indirectos es el segmento donde las mipymes observan la principal oportunidad de inserción en la cadena de suministro.

Destacó que las empresas tractoras, además de requerir los primeros círculos de suministro, también demandan proveeduría secundaria, entre ellas mantenimiento de maquinaria, servicios de limpieza, fumigación, servicios administrativos, financieros, contables, entre otros.

“Una empresa requiere muchísimas cosas, no únicamente la proveeduría de las partes que van al automóvil; entonces, las pymes tenemos muchas posibilidades de trabajar en estas cadenas de valor”, declaró.

A través del programa se ha capacitado a cuatro generaciones, cada una de 15 empresas, por lo que actualmente suman 60 firmas que han cursado el programa de reforzamiento de capacidades.

“Lo que hemos hecho con el sector automotriz es conjuntar aportaciones del clúster que pone el contacto con los compradores de las grandes empresas (...) Las empresas hacen una preselección de mipymes que desean fortalecer porque son buenas y necesitan garantizar que van a permanecer”, expresó Hernández Rojas.

El plan tiene una duración estimada de cuatro meses. Las primeras cuatro generaciones se han enfocado en proveeduría para la industria automotriz.

Alianzas

Para implementar el programa se han sostenido alianzas con instituciones educativas, así como con el Clúster Automotriz de Querétaro, Secretaría de Desarrollo Sustentable del estado y Secretaría de Desarrollo Sostenible de la capital, estas dos últimas han aportado subsidios para la ejecución del proyecto.

Las primeras tres generaciones se llevaron a cabo en el Tecnológico de Monterrey, la cuarta se cursó en la Universidad Politécnica de Querétaro.

La quinta generación será la primera especializada para proveer a la industria aeronáutica, por lo que el programa de desarrollo de competencias está siendo diseñado en coordinación con el Aeroclúster de Querétaro. En este caso,  se planea realizarlo en la Universidad Aeronáutica en Querétaro y se estima que inicie en julio.

De acuerdo con el Aeroclúster de Querétaro, se proyecta que para el presente año incremente 51% el monto de las necesidades de proveeduría del sector aeroespacial en el estado, previendo que de 18.7 millones demandados en el 2017, para el 2018 sumen 28.2 millones de dólares.

Planteamiento

La presidenta de Amiqro detalló que el programa plantea primeramente la realización de un diagnóstico para identificar áreas de oportunidad; en seguida, 30 horas de seminario en el que incluyen temas administrativos, de sistemas de calidad, certificaciones, manejo de capital humano, áreas contables, financieras y protocolos para garantizar la operatividad.

estados@eleconomista.mx