Monterrey, NL. A corto plazo, la crisis actual no logrará recuperar el ritmo de la economía previo a la pandemia de Covid-19, lo que estaría obligando a las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes)a tomar medidas para reducir el impacto de sus finanzas, como la reducción de gastos y fuerza laboral, adquirir deuda y emplear capital propio para tener liquidez.

Estas fueron algunas de las conclusiones del proyecto realizado por Bain & Company, enfocado en evaluar el impacto que la crisis ha tenido en las pymes, y definir líneas de acción claves para que este sector se recupere con mayor velocidad.

Javier Hinojosa, gerente senior de Bain & Company, explicó que las Cámaras podrían impulsar a las grandes empresas para que avalen su compromiso con las pymes. Así lo comentó durante un Webinar que organizó la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra).

Por ejemplo, propuso canalizar a las pymes a su cadena productiva a través de plataformas de vinculación pyme-gran empresa; acceso directo a programas de financiamiento para la reactivación y factoraje;  tener acceso a una fuente de capacitación interna operativa y comercial durante la reactivación y mejor acceso a insumos sanitarios básicos.

“Lanzamos una encuesta a Pymes quienes consideraron que el acceso a nuevos clientes y financiamiento para la reactivación, son sus principales necesidades”, indicó el directivo.

Palancas

Por ello, dijo que las palancas prioritarias para contribuir al crecimiento y mejora en la productividad de este sector, es a través de capacitación en temas como estrategias operativas, comerciales y de reactivación  de actividades.

También se propuso  consolidar una plataforma integral de pymes, esto podría generar mayor demanda de productos y vinculación.

“De la mano con cámaras establecer programas de financiamiento a través de la banca comercial, con crédito revolvente, con tasas son menores de 14 o 15% y el monto podría ser desde 500,000 pesos a 4 millones y plazo a tres años”, señaló el directivo.

kg