El incremento en el precio del dólar frente al peso, que se ha mantenido a lo largo de los últimos meses y que llegó a su máximo nivel, genera una oportunidad de ventas en el mercado nacional para los industriales del estado y del país en general , aseguró Jesús Calderón Calderón, presidente de la delegación en Querétaro de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra).

Lo anterior, manifestó, debido al costo que representa la importación de insumos para las empresas y que se puede contrarrestar con la producción nacional, en algunos casos.

Vemos una oportunidad muy buena para nuestras ventas en el interior del país, porque definitivamente el costo en pesos mexicanos nos hace muy competitivos ante las importaciones con este tipo de cambio que viene tan pesado, ahí vemos una oportunidad muy saludable , sostuvo.

Aunque Calderón reconoció que, si bien la situación puede beneficiar en este sentido al sector productivo local, no se elimina el reto de sostener los costos de las materias primas que no se pueden sustituir.

El tipo de cambio está hasta el cielo, y sabemos que 90 y 95% de las materias primas son importadas o están dolarizadas, así que ése es un reto muy importante que las empresas tenemos que sortear , aseveró.

Ayer, el tipo de cambio superó los 18 pesos, lo que significó un nuevo máximo histórico en el país.

No obstante esta situación, el líder de los industriales de la transformación en el estado comentó que las expectativas oficiales son positivas en términos generales para el 2016.

Fortalezas del sector industrial

Agregó que al cierre del 2015, el sector industrial en Querétaro cerró con un incremento de 5% anual, por arriba de las expectativas que se tenían a inicios del año de entre 4 y 4.2 por ciento. Y las proyecciones para este año se ubican en los mismos niveles.

Hay indicios y perspectivas, sobre todo las oficiales, de que el año sea bueno, que haya más actividad económica , expuso.

De acuerdo con el presidente de la Canacintra local, el avance del sector en el estado se ha visto apoyado por el crecimiento de la industria automotriz, de 8.5% en promedio; del sector de electrodomésticos, de 2.5%, así como de otras actividades como la metalmecánica, la fabricación de equipo y la industria del plástico.

Hacia los siguientes meses, Jesús Calderón consideró que las empresas tendrán que apoyarse en el financiamiento, sobre todo de la banca privada, para atender los retos de volatilidad y aumento de tasas de interés.

Aseguró que las compañías tendrán así un mayor margen de operación para realizar sus proyectos y mantener una dinámica favorable a pesar de la coyuntura global.

[email protected]