Puebla, Pue. Debido a la alta demanda de cubrebocas, derivada de la pandemia de Covid-19, más de 50 maquiladoras y pequeños talleres siguen dedicados a la fabricación de ese artículo en la región de Tehuacán y Puebla, dio a conocer la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive) para la región Puebla-Tlaxcala.

Federico Carmona Ocañas, presidente de la organización delegación Puebla-Tlaxcala, dijo que más allá de verlo como negocio hay una necesidad de apoyar a la sociedad para evitar que aumente el precio de este producto de primera necesidad.

La demanda de cubrebocas, explicó, es hasta de 5 millones de piezas a la semana para ser enviadas a China y Estados Unidos; sin embargo, ha crecido a nivel local.

Comentó que están trabajando con la Cámara de la Industria Textil (Citex) para que se mantenga el abasto de materias primas, ya que también se tienen que producir batas y otros artículos para el sector salud.

El material ocupado para las mascarillas, dijo, es la tela indiolino, que puede ser lavable, y en las instituciones de salud es necesaria para la atención de pacientes.

Mercado local

Carmona Ocañas expuso que con esta producción tratan de compensar la baja demanda de ropa por parte de las tiendas de autoservicio, la cual abrió la puerta para surtir con cubrebocas a más negocios de otros giros.

Expuso que algunos talleres producen alrededor de 100,000 cubrebocas semanales en Tehuacán y Puebla, los cuales han mantenido cubierto el mercado local en este momento de contingencia.

Entre esas dos zonas generan 12,000 empleos, los cuales están activos durante tres turnos para cumplir con los pedidos a tiendas de autoservicio, distribuidores de material médico y farmacias, expuso.

Comentó que 25 pequeños y medianos talleres están resultando beneficiados cuando se requiere acelerar más la producción, a los cuales se les da parte de la maquila, ya que están certificados para hacerlo.

estados@eleconomista.mx

kg