Monterrey, NL. La actividad manufacturera estatal registró en marzo su mayor incremento desde el 2013, de acuerdo con el reporte de Expectativas Económicas de la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra).

El índice de volumen físico de producción pasó de 51.09 puntos en febrero a 55.35 puntos en el tercer mes del año. Este repunte ocurrió debido a los nuevos pedidos que aumentaron 6 puntos para alcanzar los 56.80 y a las exportaciones que pasaron de 49.38 a 51.64 puntos, es decir, este indicador transitó a la fase de expansión.

Por otra parte, la capacidad utilizada de las empresas logró revertir su disminución al pasar de 49.76 puntos en febrero al umbral de expansión en marzo, con 53.20 puntos.

Estos factores generaron un crecimiento del empleo, ubicando la variable en 52.67 puntos, según el reporte que se realizó con 206 empresas consultadas.

Si el número obtenido se encuentra por arriba de los 50 puntos de los índices, la variable se encuentra en expansión; pero si está por debajo de esta magnitud, significa una contracción.

Recuperación

En el mismo sentido que la producción, la inversión en maquinaria, equipo o construcción sigue recuperándose. Se observa una tendencia creciente en el primer trimestre del año, pero aún lejos de los niveles del 2016. El coeficiente de las empresas que han realizado alguna inversión en dicho periodo pasó de 20.1% en enero a 25.0% en marzo.

Sin embargo, los precios de los insumos continúan impactando a las empresas, las cuales reportan que los incrementos siguen. En cambio, las empresas están manteniendo sus precios, como lo muestra el indicador que se ubicó en 50.99 puntos.

A pesar de la notoria mejoría en la producción estatal, los principales frenos a los que se enfrentan los industriales persisten , se lee en el reporte de la Caintra.

En marzo aumentó el porcentaje de manufactureros que señalan la inseguridad como obstáculo para sus actividades empresariales, el cual cambió de 28.5% en febrero a 32.0% en el mes de referencia.

Debido a la coyuntura internacional, la volatilidad del tipo de cambio se ubica en el primer lugar, aunque ha disminuido su proporción.

maria.flores@eleconomista.mx