La actividad industrial en el país perdió fuerza en los primeros 11 meses del año pasado, al exhibir una tasa anual de 0.02%, frente a una variación de 1.0% en igual periodo del 2015, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Esta dinámica se originó por el comportamiento similar de los principales estados industriales. Así, las entidades con mayor aportación al Producto Interno Bruto de las actividades secundarias son: Estado de México (9.3% del total), Nuevo León (9.1%), Jalisco (6.5%), Campeche (6.0%), Guanajuato (5.9%), Coahuila (5.7%), Ciudad de México (5.4%), Veracruz (5.2%), Sonora (4.1%) y Tabasco (3.8 por ciento).

En este sentido, la variación anual del acumulado enero-noviembre del 2016 de este grupo de territorios, en comparación con la tasa del mismo lapso del año previo, Campeche, Veracruz y Tabasco continúan en recesión; Nuevo León pasó de un crecimiento a una caída; Guanajuato y Jalisco desaceleraron; la Ciudad de México se recuperó ligeramente al transitar de una disminución de la actividad industrial a un aumento marginal de ésta, y sólo Sonora, Estado de México y Coahuila aceleraron.

La actividad industrial se divide en: manufactura, construcción, minería, así como generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final.

Ante este panorama, el director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), José Luis de la Cruz, refirió que este crecimiento marginal no es positivo, porque refleja que en la actividad secundaria del país hay una desaceleración que ha afectado a diversas entidades.

Este año, agregó, tampoco será dinámico debido a que no se espera un gran crecimiento, particularmente por la reducción del presupuesto público en la parte de construcción, el sector manufacturero tampoco tendrá un crecimiento sólido y evidentemente el problema que existe en la parte petrolera inhibe el crecimiento industrial.

Será un año de bajo crecimiento, incluso en algunas ramas y estados habrá caídas , explicó.

En tanto, el analista del Tecnológico de Monterrey Raymundo Tenorio destacó que es un crecimiento mediocre , ya que algunas estadísticas del Banco de México revelan que existen estados que están produciendo por debajo de su potencial; asimismo, hay instalaciones en donde, por ejemplo, deberían trabajar dos o tres turnos y no lo están haciendo, están por debajo de su potencial, lo que se traduce en menor generación de empleo y menor producción de materias primas .

Agregó que para este 2017 no espera un crecimiento (...) las barreras proteccionistas de Estados Unidos también van a debilitar la industria .

Crisis petrolera

Con respecto a la recesión en Campeche (de -7.48% del 2015 a -7.52% en el 2016, de los meses referidos), Veracruz (de -3.83 a -5.89%) y Tabasco (de -1.61 a -5.19%), el director del Idic manifestó que corresponde, principalmente, al sector petrolero que continúa en crisis desde hace más de tres años (disminuciones en el precio del crudo y la producción de hidrocarburos), para reactivarlo se necesita inversión; en lo que va del año la industria siguió teniendo problemas .

Destacó que la caída en Nuevo León (5.50 a -2.33%) se debe a la desaceleración industrial que presentaron las manufacturas, que afectó a todo el país, a fines del año pasado, además, de la reducción de exportaciones que presentó esta entidad.

Sobre la capital del país (-4.19 a 0.22%), José Luis de la Cruz aseveró que se trata más bien de un efecto de rebote, porque su nivel de industrialización ha caído tanto que el ligero repunte que hubo es producto de una recuperación por el tamaño de la economía, pero no porque exista un nuevo proceso de reindustrialización.

undefined

Aceleración

El especialista mencionó que la aceleración del Estado de México (de 0.12 a 4.17%) derivó en que gran parte de la actividad industrial que realiza va dirigida al mercado interno, el cual permanece sólido, ya que una parte del sector automotriz funcionó bien; en el caso de Coahuila (0.49 a 1.63%), la industria siderúrgica ayudó a repuntar, así como la agroindustria y ciertas manufacturas que se generan.

Por su parte, el analista del Tecnológico de Monterrey agregó que el crecimiento en algunas entidades tiene que ver con su vocación industrial, en donde las cadenas globales han hecho que proveedores llamados de primer orden hayan registrado un crecimiento.

Hay entidades federativas que tienen vocación industrial, principalmente las de centro, norte y occidente, pero aquellas entidades como Nuevo León, Querétaro, Guanajuato, San Luis Potosí ya traen un ritmo de producción por debajo de su potencial , añadió.

Mayores y menores

Al considerar únicamente la tasa anual del periodo enero-noviembre del 2016, las entidades que registraron los mayores crecimientos en su actividad industrial fueron: Quintana Roo (29.38%), Yucatán (8.69%), Aguascalientes (6.94%), Sonora (6.92%), Sinaloa (5.87%) y Morelos (5.10 por ciento).

Caso contrario, ocho entidades registraron una caída: Oaxaca (0.96%), Chiapas (1.35%), Nuevo León (2.33%), Tamaulipas (2.90%), Tabasco (5.19%), Veracruz (5.89%), Campeche (7.52%) y Zacatecas (10.47 por ciento).

Raymundo Tenorio señaló que el crecimiento en Quintana Roo se debe a que esta entidad se basa en la economía de los servicios, principalmente turísticos, y a que hay actividades productivas que ya empiezan a desarrollarse a través de manufacturas ligeras.

Agregó que la caída en Campeche corresponde al impacto de la crisis en la industria petrolera que ha registrado la región, en donde incluso ha habido desinversión por parte de grandes empresas, por lo que Campeche es un estado catastrófico. No hay una actividad industrial que sustituya a este sector de la región .

Sin dinamismo

De los cinco sectores económicos más importantes de México, dos pertenecen a la actividad industrial: manufactura, en primer lugar con 17.6% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, y construcción, en cuarta posición con 7.5%, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En este sentido, entre enero y noviembre del 2016, las industrias manufactureras aumentaron 1.3% anual, frente a una variación de 2.5% en igual periodo del 2015, cuya lectura manifiesta una tendencia de desaceleración.

Los estados que más aportan a este sector en el país son Estado de México, Nuevo León y Coahuila, que en conjunto aportan alrededor de una tercera parte del PIB manufacturero. De estas entidades, sólo Jalisco perdió ritmo de crecimiento. La construcción también disipó dinamismo.

La minería es el sector que llama la atención, ya que, poco a poco, ha ido perdiendo peso en la economía mexicana con una contribución en la actualidad de 4.0% del PIB (décimo escalón), cuando hace dos años se encontraba en el top cinco.

La recesión en la que se ubica derivó disminuciones en el precio de las materias primas, así como en la producción petrolera. Campeche y Tabasco participan con 60.1% del PIB minero, por lo que ambos estados viven un momento de zozobra económica. (Con información de Rodrigo A. Rosales)

undefined

ilse.becerril@eleconomista.mx