Guadalajara, Jal. Jalisco es líder nacional con el mayor número de contratos tanto de empresas como de casas habitación, que generan su propia energía a través de la instalación de páneles solares.

De acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) durante el 2017, de los 40,000 contratos que se hicieron a nivel nacional, Jalisco cerró el año con 8,500 contratos, mientras Nuevo León registró 4,500 y el Estado de México contabilizó cerca de 800.

“Jalisco es el estado que tiene más domicilios, ya sea casas o negocios con energía fotovoltaica, aunque el Estado de México es el primer lugar en número de páneles instalados”, refirió Sebastián Ramírez, director de Vive Solar.

Explicó que la diferencia entre ambas entidades radica en que, mientras en territorio mexiquense hay pocas instalaciones de gran tamaño, principalmente fábricas o techos industriales, en Jalisco hay una mayor cantidad de instalaciones pequeñas.

Según el director de la compañía, el crecimiento en la instalación de páneles solares obedece a que los usuarios prefieren una energía “más limpia” que la que genera la CFE, al no producir dióxido de carbono, al tiempo que el abaratamiento de la tecnología permite, sin subsidios, generar energía más barata que la de la Comisión.

“En la tarifa doméstica, en tres años y medio se pagan tus páneles y los otros 21.5 años (tiempo de vida mínimo de la instalación) es sólo ganancia”, explicó el empresario.

En tanto, para los negocios con tarifa comercial de baja tensión, la instalación se paga en un promedio de cinco años, comentó Ramírez.

Punta de lanza

Según el especialista, la razón de que Jalisco sea punta de lanza en generación de energía fotovoltaica es, además de que cuenta con “buena insolación”, tiene también una amplia clase media alta que paga recibos de luz superiores a 2,000 pesos mensuales.

“Eso quiere decir que entre el 2007 y el 2014, esos usuarios domésticos eran el único caldo de cultivo para esta tecnología”, señaló el director de Vive Solar.

Detalló que para una casa particular con tarifa doméstica de alto consumo, la inversión promedio requerida para instalar páneles solares es de 100,000 pesos recuperables en tres años.

“En el caso de los negocios, ya sea de baja o media tensión, el sistema es 100% deducible de impuestos, entonces, pueden verlo como un crédito fiscal”, manifestó Sebastián Ramírez.

Debido a la tendencia creciente de este sistema de generación de energía, sectores como la hotelería y comercios de alto consumo eléctrico, como pastelerías, cremerías y heladerías, son los que más recurren a la instalación de páneles.

estados@eleconomista.mx