El director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, informó que el viernes pasado se firmó el contrato con el consorcio encabezado por la empresa Senermex para realizar los trabajos de la ingeniería básica y que ese día inició el diálogo con algunas comunidades de Quintana Roo que le han comentado que existen adeudos de hace varios años con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) por el pago de derecho de vía.

“El lunes (hoy) inician formalmente los trabajos del grupo de empresas. Antes de que se firmara el contrato en el periodo establecido tuvimos un encuentro con ellos de acercamiento. Su experiencia está probada. Quiero recordar que en otros proyectos de trenes se solían hacer adjudicaciones directas, invitaciones restringidas o se licitaban por paquetes de estudios. Nosotros apostamos a una licitación pública y con todos los trabajos a realizar”, explicó en entrevista.

A pesar de que ya existe diversa información técnica sobre el tren y las eventuales 18 estaciones en el trayecto (tres más de las originalmente planeadas) el consorcio deberá entregar en un plazo de ocho meses los resultados de los estudios de: alternativas y definición de trazado, impacto ambiental y social, hidrología, geohidrología y drenaje, la planificación de proyecto y obra, la definición del material rodante a adquirir y del modelo de operación a utilizar, entre otros.

Con los avances de esa documentación, Fonatur estará en condiciones de publicar las primeras cuatro prebases de convocatoria para la construcción de los siete tramos en que se dividió el Tren Maya, con la intención de que entre marzo y abril próximos inicien los trabajos.

Derechos de vía a pagar

En diversas ocasiones, el director del Fonatur ha señalado que se cuenta con 95% del derecho de vía de los cerca de 1,460 kilómetros de sus recorridos, como lo refirió el viernes en Chetumal, donde presentó el proyecto del Tren Maya a integrantes del Consejo Coordinador Empresarial local.

Adicionalmente, se reunió con diversos ejidatarios con los que él y otros funcionarios del fondo han estado negociando la adquisición del derecho de vía restante con la visión de lograr un acuerdo justo, en donde la expropiación no sea la primera opción y sí la integración al proyecto de las comunidades.

“He recorrido varios ejidos y encuentro que ahora las broncas importantes en temas de vía no son con el tren que estamos desarrollando sino con deudas anteriores de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte porque hay mucha gente a la que se les debe dinero por sus terrenos, son indemnizaciones que no les pagaron completo en su momento, en algunos casos desde hace 30 años. Nos dicen: ‘Sí, estamos con el Tren Maya, pero paguen lo que nos deben’”, indicó el funcionario.

Ante dicha situación, refirió que buscará una reunión con la SCT para “empujar” el tema, porque son quienes deben resolverlo.

Avanza polo de desarrollo de Mérida

TEN Arquitectos (taller de Enrique Norten Arquitectos) fue una de las tres firmas invitadas por el Fonatur para elaborar el estudio de disponibilidad de suelo para crecimiento urbano del polo de desarrollo en la ciudad de Mérida, Yucatán, que se planea como punto estratégico del Tren Maya.

Consultoría en Desarrollo Urbano y Consultoría en Planeación, Desarrollo y Territorio son las otras empresas que fueron consideradas para presentar sus propuestas técnicas y económicas el próximo 2 de septiembre.

El Fonatur informó a sus invitados que el estudio requerido busca propiciar la regeneración e integración urbana, analizando la factibilidad para tal efecto del Aeropuerto Internacional de Mérida y su zona de influencia (en donde podrá haber nuevos proyectos estratégicos), para lo cual deben considerar las necesidades y problemáticas de la zona, con la finalidad de incorporar propuestas de equipamientos y servicios de ocupación regional.

Sin embargo, no contempla la posibilidad de que se construya un nuevo aeropuerto en Mérida como se ha comentado.

Al igual que en la licitación para polo de desarrollo de Palenque, Chiapas (cuyo ganador se dará a conocer este martes), Fonatur indicó que la razón para invitar a las empresas es porque cuentan con capacidad de respuesta inmediata y con los recursos técnicos y financieros para realizar los servicios.

De las tres firmas, destaca el taller de Enrique Norten Arquitectos, que en el 2014 realizó un diseño arquitectónico (aunque no fue elegido) para el hoy cancelado Nuevo Aeropuerto Internacional de México, al igual que en algunas estaciones del tren de pasajeros México-Toluca, aún en construcción, como informaron las autoridades en su momento.

El estudio también deberá ofrecer alternativas en materia de vivienda, turismo (con base en la infraestructura y oferta de servicios existente) e industrial (partiendo del mercado inmobiliario vigente relacionado con los parques industriales).

En los tres casos se deben realizar proyecciones a cinco, 10 y 15 años. Fonatur prevé que a partir de la siguiente semana se publicará la licitación para estudios similares relacionados con los polos de desarrollo de Tenosique (Tabasco) y Tulum, Cobá y Bacalar (Quintana Roo).

[email protected]