Cancún, QR. La Secretaría de la Defensa Nacional solicitó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) 237.6 millones de pesos para los estudios de preinversión de lo que será el aeropuerto mixto (civil y militar) de Tulum y el diseño de una Ciudad Militar.

El monto de recursos ya se encuentra en la cartera de proyectos de inversión de la SHCP para este 2021, en donde se enlista una serie de estudios que se realizan desde enero pasado y concluyen en junio de este mismo año, los cuales abarcan los análisis costo-beneficio, de factibilidad económica y evaluación financiera, el estudio orográfico y de levantamiento de obstáculos.

También, el plan maestro; estudios topográficos; desarrollo de ingenierías para la torre de control y terminal de pasajeros; manejo integral de residuos sólidos; impacto social; salvamento arqueológico, factibilidad legal, así como la planeación arquitectónica del edificio terminal, pero también de una ciudad militar para dar soporte y servicios al aeropuerto civil.

Según la ficha técnica del proyecto, la nueva terminal aérea tendrá una vocación similar a la del aeropuerto de Santa Lucía: mixto civil/militar con categoría internacional.

"Se tendrán que determinar la cantidad de individuos arbóreos que serán afectados ya sea para trasplantar y/o derribar con el desplante del nuevo proyecto del aeropuerto, ubicándolos geográficamente en una carta topográfica, determinando las especies dominantes existentes en todo el polígono del Campo Militar”, se lee en el documento.

Actualmente, en esa zona sólo existe la Base Aeronaval de Tulum, que es un aeropuerto militar exclusivo de la Armada de México y la Aviación Naval Mexicana, la cual cuenta con una pista de aterrizaje de 1,820 metros de largo y 30 de ancho.

Esta pista fue cedida en 1987 por el gobierno de Quintana Roo a la Secretaría de Marina para ser usada como una estación aeronaval y es donde se especula que se desplantará todo el proyecto, incluida la Ciudad Militar, aunque no se precisa.

El ejército se propone identificar esquemas de participación del sector privado “para reducir los riesgos y costos del proyecto, aumentando su rentabilidad y atractivo potencial”.

Se realizarán también estudios de capacidad de carga para la terminal aeroportuaria que desde ahora consideran figuras como la asociación público-privada para hacer más rentable este componente del proyecto.

“Se elaborarán análisis de diagramas de asociación público-privada para el desarrollo de infraestructura para la optimización de flujos de revisión de la carga aérea en los almacenajes en línea con mejores prácticas a nivel mundial”, refiere el documento.

También mencionan que realizarán el análisis sobre la factibilidad de establecer centros logísticos de carga aérea en el aeropuerto y su zona de dominio, así como sistemas fiscales potenciales y su rentabilidad, además de elaborar comparativos con los principales centros logísticos de carga aérea a nivel mundial.

estados@eleconomista.mx