Querétaro, Qro. Las industrias de energía sustentable, de gas natural y de distribución de combustibles destacan como lo sectores con perspectivas crecientes de negocio en Querétaro, tras la puesta en marcha de la reforma energética.

En el rubro de generación de energía, en el estado se desarrolla el establecimiento de un parque eólico, en el municipio de Huimilpan.

Eólica Huimilpan es la compañía que trabaja en la instalación del nuevo complejo. Se cimenta sobre una superficie de entre 10 y 15 hectáreas, en la comunidad San Pedro, donde se ejerce una inversión de 60 millones de dólares.

El proyecto está a la espera de la autorización de impacto ambiental que emite la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), de acuerdo con el director de Control Ambiental de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu) del estado, Ricardo Torres.

El desarrollo del mercado de gas natural es una de las necesidades prioritarias para el sector energético tanto a nivel nacional como estatal, logrando transitar del gas LP.

Del 2016 a febrero del 2017, en la entidad se programaron inversiones en gas LP por 2,417 millones de pesos,  en tanto que la inyección de la red de ductos de gas natural alcanza 1,298 millones, de acuerdo con información de la Comisión Reguladora de Energía.

Mientras en entidades como Nuevo León se tiene una mayor participación en el mercado de gas natural doméstico, en Querétaro resulta menor, por lo que el desarrollo de zonas de distribución se visualiza entre las principales apuestas de la comisión.

Luego de la apertura del mercado de combustible, Querétaro se posiciona  entre  los estados con alta demanda para la instalación de nuevas marcas.

El gerente de la Unión de Estaciones de Servicios de Querétaro (Uesqro), Enrique Arroyo Enzastiga, subrayó que fue en los últimos meses del 2017 cuando se observó una mayor participación de empresas alternas a Petróleos Mexicanos.

El representante de la unión estima que entre el 2018 y el 2019 continuará el dinamismo en el aterrizaje de nuevas firmas, aunque destacó que es necesario generar nuevos esquemas de distribución y almacenamiento de combustible.

Centros de distribución

Avant Energy construirá el Suministro de Petrolíferos Altamira–Bajío (Supera), un sistema de terminales de suministro de petrolíferos del puerto de Altamira, Tamaulipas, a Querétaro.

De acuerdo con el proyecto de la firma, el sistema abastecerá los mercados de San Luis Potosí, Aguascalientes, Guanajuato y Querétaro, además, proveerá de infraestructura logística de mayor eficiencia para el transporte de petrolíferos desde Estados Unidos.

La compañía anunció que el sistema comenzará con dos proyectos que se desarrollarán simultáneamente, con una inversión de 200 millones de dólares. Supera  se integrará inicialmente de dos terminales: una marítima y una terrestre, para importar combustibles desde la Unión Americana.

Para este proyecto, Avant Energy, que se dedica al desarrollo, construcción y operación de infraestructura energética, se alió con socios estratégicos: el grupo logístico y estadounidense Savage Companies, que operará las terminales, y Kansas City Southern de México (KCSM).

La construcción de las terminales iniciará durante el tercer trimestre del 2018 e iniciará operación comercial antes de que finalice el 2019.

Terminales

El primer proyecto es la Terminal Marítima en Altamira, el cual tendrá una capacidad de almacenamiento de 1.2 millones de barriles de petrolíferos; contará con acceso portuaria contratado a la Administración Portuaria Integral de Altamira, para uso privado.

El acceso ferroviario al Bajío será por medio de una interconexión con KCSM. La terminal  tendrá capacidad para importar 100,000 barriles por día, impactando en reducción de costos  a través de economía de escala.

El segundo proyecto es la Terminal de Almacenamiento y Despacho  en Querétaro, que estará diseñada para recibir trenes unitarios y con una capacidad de almacenamiento de 450,000 barriles.