Puebla, Pue. El sector automotriz y autopartes de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) local, indicó que para este 2022 seguirá con la estrategia de generar ahorros, lo cual implica tener que reducir la plantilla en áreas operativas con la automatización.

Luis Espinosa Rueda, presidente del organismo, mencionó que ante el panorama incierto por la pandemia de Covid-19, las empresas del sector no abrirán contrataciones al menos durante el primer bimestre, y después de esa fecha será mínimo.

En este contexto, explicó que aún persiste la contracción del mercado de automóviles a nivel mundial, lo que repercute en Puebla porque sus exportaciones se concentran sobre todo en la producción de Volkswagen de México, que es pilar del desarrollo económico del estado. 

Puntualizó que serían inversiones forzadas para algunas de las 85 proveedoras que consideran tienen personal de más y sólo necesitan de cierta mano de obra con especialización para labores de supervisión de calidad en acabado de componentes.

El dirigente reiteró que se trata de hacer eficiente algunas actividades sobre todo en las Tier 1 y Tier 2, que deben cuidar su calidad como proveedores de las armadoras Volkswagen de México y Audi, instaladas en Puebla. 

Refirió que la automatización se ha venido implementando más desde el llamado dieselgate, escándalo ocurrido por los motores diésel manipulados en vehículos de Volkswagen y que detectaron en Estados Unidos durante septiembre del 2015.

“Cuando las industrias del sector ven una contracción del mercado y que seguiría para este año, entonces no hay más remedio que invertir en la automatización para reducir gastos operativos, porque en un diagnóstico que han realizado se tiene hasta tres personas para una misma actividad”, puntualizó. 

Inversiones

Espinosa Rueda mencionó que al menos tres empresas del sector que hicieron sus planes de inversión para el 2021 no pudieron llevarlos a cabo por la pandemia y en el presente año esperan retomarlas, aunque no quiso revelar montos.

“Es evidente que las empresas requieren apostar por una mayor automatización para también incrementar su capacidad instalada y en consecuencia la producción, ya que la industria automotriz es uno de los principales motores de la economía del estado, por lo cual se debe cuidar la actividad con una mayor robotización, porque es la tendencia en los próximos años”, ahondó.

El sector de proveeduría poblana afiliado a la Canacintra está compuesto por 85 firmas, de las cuales 45 son T1 y el resto son T2, entre las cuales generan más de 10,000 empleos, más los 14,000 que aportan Volkswagen y 5,000 de la planta Audi.

estados@eleconomista.mx

kg