El Fondo para el Desarrollo Social (Fondeso) está implementando una serie de estrategias para fortalecer las políticas públicas del Gobierno de la Ciudad de México, entre ellas, la capacitación al sector empresarial y la ejecución de un nuevo plan crediticio.

El titular del Fondeso, Fadlala Akabani Hneide, en entrevista con El Economista, explicó que una de las metas de la actual administración, encabezada por Claudia Sheinbaum Pardo, es apoyar a los emprendedores y nuevos empresarios, para que así ellos cuenten con nuevos mecanismos y técnicas para atraer mayores capitales, que, si se efectúa con éxito, podría detonar la generación de empleos y se combatiría el rezago social.

“Por lo mismo, este año Fondeso cuenta con el doble de recursos en materia del presupuesto; hay una bolsa de 400 millones de pesos. En años anteriores los recursos eran de un aproximado de 200 millones, contando los programas que implementaba la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo (STyFE).

Hoy Fondeso sin la STyFE cuenta con 400 millones. Podremos ayudar a más personas emprendedoras con esta bolsa”, señaló.

En ese sentido, destacó que este aumento de recursos también se debe a que actualmente se está ejecutando un nuevo plan crediticio, cuya meta para este año es entregar 35,000 créditos, de los cuales al mes de junio se han otorgado 18,226.

“Nunca antes en la capital del país se había visto una apuesta total y máxima al emprendedor y al nuevo empresario por parte del sector público”, aseguró.

Afirmó que este plan crediticio está compuesto por más de 12 programas; por ejemplo, hay un microcrédito especial para mujeres, un financiamiento para el emprendedor en sectores de innovación y créditos para las empresas culturales.

Fadlala Akabani Hneide indicó que los créditos van desde 6,000 pesos hasta arriba de 100,000, además hay financiamientos que no cobran intereses y otros con una tasa de 6% anual.

Sobre las tasas de interés, dijo que no tiene caso que el gobierno ofrezca créditos con tasas iguales o mayores que la banca privada.

“No queremos competir con las bancas privadas, ellos tienen tasas de interés arriba de 12 por ciento. La razón de que estamos ofreciendo la mitad es que buscamos que potencialice el desarrollo económico de la capital del país, buscamos que se promueva la formalización de la informalidad. Actualmente otros países nos han pedido recomendaciones, ya somos referente mundial”, manifestó.

Además del aumento de recursos que se le otorgó a Fondeso, explicó que otra de las estrategias que se está ejecutando es la capacitación empresarial.

Hace unos días, Fadlala Akabani explicó que del periodo del 5 de diciembre al 30 de junio se capacitó a 27,713 personas.

“Hemos tenido el apoyo y diálogo con las diferentes cámaras empresariales, como la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México”, sostuvo.

Enunció que, dentro de plan de capacitación, hay una apuesta total hacia las personas que se dedican a la agroindustria.

“Lo que buscamos es que las personas que se dedican a las actividades agrícolas no solamente cuenten con los recursos para cultivar y cosechar, también queremos que aprendan a comercializar, que complementen la cadena de valor. Se están efectuando acuerdos con sectores privados como la central de abasto”, puntualizó.

Prioridades

Fadlala Akabani expuso que el oriente de la capital es una zona prioritaria para el programa de créditos y “esto se debe a que sus alcaldías han sido olvidadas, relegadas por políticas económicas no incluyentes, no es posible que haya brechas tan marcadas. Buscamos que haya un desarrollo económico para estas áreas”.

Iztapalapa es la alcaldía a la que más créditos se le han otorgado en los primeros meses del 2019, con 5,368; le siguen Xochimilco, con 2,034 y Gustavo A. Madero, con 1,233.

[email protected]