Autoridades de la Ciudad de México dieron a conocer que a partir de este 1 de junio el cobro del servicio de agua volverá a ser totalmente gestionado por el sector público.

En conferencia de prensa, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, explicó que siguiendo la política de austeridad se trabajó en un nuevo modelo de transición del sistema comercial del agua.

Esta nueva estrategia consiste en retirarles a cuatro empresas privadas la concesión en la parte de comercialización; a partir de este movimiento administrativo el cobro del servicio ahora lo realizará el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) y la Tesorería local.

“No se renuevan las concesiones del sistema comercial, como ya lo habíamos anunciado hace algunos meses (...) Va a implicar un ahorro para la Ciudad de México y en general para los habitantes”, aseguró.

De acuerdo con la mandataria, la conclusión del contrato con las compañías privadas generará ahorros por 350 millones de pesos a partir del próximo año y 100 millones para este 2021.

El coordinador general de Sacmex, Rafael Bernardo Carmona, dio a conocer los montos que pagaban a las empresas por efectuar la operación de cobranza, por ejemplo, en el 2019 fueron 875 millones de pesos, 769 millones en el 2020 y para el 2021 se tenían estimados 770 millones.

Derivado de este movimiento administrativo y de la cancelación de los contratos, indicó que en este año únicamente se pagó a los privados 350 millones de pesos, lo que equivale a los cinco primeros meses del año.

“Si a estos 350 millones de pesos se le suma el costo de operación y de inversión del Sacmex y de la Tesorería de este 2021, que asciende a 311.8 millones, para este año se tendría una suma en el gasto de operación de 661.8 millones, lo que se traduce en el ahorro de los 100 millones”, sostuvo.

“La diferencia a favor del Gobierno de la Ciudad de México para este 2021 está estimada en 100 millones de pesos. Para el 2022 el presupuesto estimado que tenemos para la operación, ya a través del Sacmex y de la Tesorería, es de 416.4 millones, subirá un poquito por cuestiones de inflación para el 2023, a 431 millones, para el 2024 serán 446 millones”, ahondó. 

Acciones

Para este nuevo proceso de comercialización pública, Bernardo Carmona informó la contratación de 614 personas para lectura de medidores y más operaciones relacionadas con el cobro.

Este personal se distribuirá de la siguiente manera: 147 personas se integrarán en las Oficinas de Atención al Público, 24 para conexiones, 160 para medidores, 24 a suspensión y restricción, 180 como lecturistas, 10 como notificadores, 50 como administrativos y 19 en la atención telefónica.

De junio a diciembre del 2021 Sacmex invertirá 245 millones de pesos para la contratación de personal, lecturas, nuevas conexiones, instalaciones y sustitución, mantenimiento a medidores, restricciones, supervisiones, rentas de las oficinas, fianzas y mantenimiento de los programas de software que se utilizan en el sistema comercial.

También, como parte de este proceso del 31 de mayo hasta el 4 de junio permanecerán cerradas las 21 Oficinas de Atención al Público y los cuatro campamentos para el cobro de agua potable.

Para realizar el pago de agua potable se pone a disposición de los contribuyentes las páginas www.sacmex.cdmx.gob.mx y www.finanzas.cdmx.gob.mx o la app Tesorería CDMX, así como los kioscos y la red de los más de 8,600 puntos de recaudación (que está en las sucursales bancarias, supermercados, tiendas de conveniencia y departamentales, entre otras).

Luz Elena González, secretaria de Administración y Finanzas, explicó la implementación de una política de fiscalización más dura para los grandes usuarios que no han pagado el servicio, como algunos centros comerciales.

Por el inicio de esta estrategia, dijo, de enero al mes abril del 2021 la Tesorería envió cartas a deudores de agua de uso no doméstico y mixto, con lo cual se recuperaron adeudos por 779 millones de pesos y que a su vez permitieron una recaudación acumulada de 2,452 millones, que representan 8% más de la meta del primer cuatrimestre de este año.

Aseveró que la Tesorería vigilará las obligaciones de los grandes contribuyentes y atenderá la totalidad de la cartera de adeudos, que se estima en 330 millones de pesos.

Además de esta acción, precisó se van a presentar más ahorros en términos de la emisión de las 2.1 millones de boletas que se generan por el cobro del agua. “Dejamos de contratar un servicio adicional que las mismas empresas contrataban en emisión de las boletas (...) la Tesorería emite las boletas y las imprime, las boletas de Predial. En comparación al costo que se venía manejando de la emisión, es un ahorro de 65% de la impresión de cada boleta”.

Otro de los objetivos es lograr que la emisión de boletas sea vía digital, por lo que finalizaría la llegada de recibos impresos a los hogares capitalinos.

Contexto

En marzo de este año, la jefa de Gobierno anunció el trabajo de retirar las concesiones a las empresas que se encargaban del cobro de la tarifa de agua potable.

Desde el 2004, cuatro empresas (Veolia, Iacmex, Tecsa y Amsa) han estado al frente de la comercialización de la tarifa del sistema hídrico potable. Sin embargo, sus contratos para el 31 de mayo de este 2021 llegarán a su fin.

estados@eleconomista.mx