Monterrey, NL. Los hogares de Nuevo León destinaron de manera trimestral 3,258 millones de pesos en el 2020 al pago de tarjetas de crédito a los bancos o casas comerciales; esto ubica al estado en el segundo lugar donde las familias destinan la mayor cantidad de recursos para cubrir estos pasivos.

Así lo indica un análisis que realizó la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Nuevo León, con datos de la Encuesta Nacional de Ingreso Gasto de los Hogares (Enigh) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El primer lugar lo ocupó la Ciudad de México con un gasto trimestral de 4,679 millones de pesos, el tercer puesto fue para Jalisco con 2,405.7 millones, seguido del Estado de México con 1,957.1 millones y Sinaloa con 1,382.3 millones.

Coparmex Nuevo León estimó que las familias en la entidad erogaron en el 2020 de forma trimestral 15% de su gasto al pago de tarjetas de crédito. Por hogar, el gasto promedio por trimestre que destinaron fue de 13,464 pesos.

En el 2018, el monto erogado para el pago de tarjetas de crédito en los hogares del estado fue de 12,024 pesos en promedio por trimestre. Esto significó que en el 2020 este gasto se incrementó 12 por ciento, con respecto a 2018.

A nivel nacional, el pago a tarjetas de crédito significó 12% del total del gasto erogado. Y por familia, el gasto promedio fue de 8,100 por trimestre en el 2020, menor que en el 2018, cuando las familias desembolsaron 9,617 pesos trimestrales al pago de tarjetas de crédito.

Por ello, el director de Coparmex Nuevo León, Iván Rivas Rodríguez, destacó la necesidad de crear condiciones competitivas para la inversión que propicien la generación de nuevos empleos.

“Necesitamos elevar la productividad en Nuevo León. En el 2020 por la crisis de desempleo las familias elevaron sus niveles de deuda, esto producto de la falta de ingresos para cubrir sus necesidades (...) Por esto, la importancia de crear condiciones competitivas a la inversión y aumentar la productividad, para crear más empleos, mejor remunerados”, reiteró

Salarios

Rivas Rodríguez destacó que las familias de Nuevo León disponen de mejores salarios, lo que les permite contratar deuda. “Sin embargo, es necesario vigilar que ese endeudamiento no sea desorbitado y cause estragos entre las familias”, apuntó.

En la medida que el mercado laboral sea robusto, mejore la productividad, haya más inversión y más puestos de trabajo disponibles habrá mejores salarios, dijo el directivo.

estados@eleconomista.mx

rrg