Monterrey, NL. Ha habido un crecimiento desigual en las entidades federativas en el periodo de 1980 al 2018, debido a que en algunas entidades como Aguascalientes y Querétaro, el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita creció 71 y 41% en ese periodo, mientras que en Oaxaca y Chiapas crecieron 12 y -33 por ciento, expuso, Enrique de la Madrid Cordero, exsecretario de Turismo federal, durante la Expo virtual que realizó el Clúster de Electrodomésticos de Nuevo León.

Expuso que se tiene que reconocer que ha habido un crecimiento desigual en los estados, donde la educación ha tenido un papel fundamental.

Las cifras son muy claras, “en los casos más extremos tenemos a Aguascalientes y Querétaro, el PIB per cápita y vemos el crecimiento de la población, en el periodo 1980 al 2018, llamado Neoliberal donde nada crece y es lo peor que le ha pasado a México; en ese periodo, el PIB per cápita de Aguascalientes creció 71% y Querétaro 41 por ciento”.

En ese mismo periodo, el nivel de pobreza de Aguascalientes y Querétaro ronda en 26 y 28% respectivamente, por ello afirmó que son estados de clases medias.

En los casos de Oaxaca y Chiapas, su economía no crece ni siquiera al ritmo de la población,  en Oaxaca el PIB per cápita creció 12%, cinco y seis veces más de lo que se crece en Aguascalientes, y en Chiapas la población crece más que el PIB, tuvo un crecimiento negativo de –33 por ciento, anotó.

Explicó que de acuerdo con las cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en el 2018, antes de la pandemia, 42% de los mexicanos estaban en situación de pobreza.

Por ello, consideró que México es esencialmente un país de clases medias, y eso queda claro si vemos los estados del centro y del norte, el nivel de pobreza promedio en esa parte andará en 30 por ciento.

“Si el problema es en el sur, se necesita educación de calidad donde haya piso parejo. Durante las giras de Turismo por Chiapas observé que la población no ha encontrado condiciones para crecer y por ello migra a otros estados receptores como en la frontera norte”, destacó.

estados@eleconomista.mx